jueves, 24 de julio de 2014

Resistencias y soportes



Introduzco en esta entrada dos conceptos muy importantes a la hora de analizar el gráfico de un activo, las resistencias y los soportes. Como dijimos anteriormente, el combustible que mueve los mercados es el volumen, la oferta y la demanda, la masa monetaria. Y la correlación entre oferta y demanda aplicada a los precios, produce avances y paradas en la marcha de las cotizaciones.


Resistencia

Es un nivel de precios en que la demanda se para o disminuye, básicamente se piensa que la cotización ha alcanzado niveles muy altos, que se compra caro. La oferta aumenta tanto que los precios no ascienden más, y es muy posible que se inicie un rebote a la baja. La fuerza de la oferta supera a la de la demanda. Tened en cuenta que el inversor institucional, profesional, inteligente o avezado normalmente se ha quitado de en medio antes de llegar a estos niveles.

Soporte

Es un nivel de precios en el que la demanda aumenta considerablemente, básicamente se piensa que la cotización del activo está a niveles muy interesantes, se compra barato. Se podría decir que la fuerza de la demanda supera a la de la oferta. La oferta disminuye porque los poseedores de títulos consideran que el valor está ya a un precio razonable, no quieren vender a un nivel inferior. Malvender, como diríamos por estos lares. Tened en cuenta que el inversor institucional, profesional, inteligente o avezado normalmente espera a llegar a estos niveles para comprar.

Criterios de fiabilidad de soportes y resistencias

-El volumen de negociación en las zonas en cuestión: Cuanto más volumen, más fiabilidad, la oferta y la demanda van a reaccionar con más brusquedad, síntoma indicativo de la relevancia de los niveles. Se podría decir que son directamente proporcionales el volumen de contratación y la relevancia del soporte o la resistencia.

-Alcance del movimiento siguiente del precio una vez alcanzadas las zonas en cuestión. Cuanto más violento sea el rebote en sentido contrario, más fiabilidad, más volumen y más inversores tratando de posicionarse en el lado correcto del mercado. En rio revuelto, ganancia de pescadores.

-La fortaleza de un soporte o resistencia es mayor cuantas más veces haya actuado con eficacia en el pasado. Cuanto más tiempo haya estado un valor consolidando una zona de precios, el mercado recordará mejor dicha zona. Cuantas más veces rebotan los precios en un soporte o en una resistencia, mayor es su fortaleza. La fiabilidad aumenta cuanto más tiempo haya actuado el soporte o la resistencia sobre el precio del activo. Lo de los niveles psicológicos viene muy a colación, llegados a este punto.

Aspecto práctico

Con bastante frecuencia, una resistencia que ha sido sobrepasada, se convierte en soporte, y viceversa. Estando en una tendencia alcista, si la resistencia se ve superada con firmeza, dicha tendencia es muy posible que continúe, la zona en la que estaba situada se convertirá en un soporte relevante. Lo mismo ocurre en una tendencia bajista, lógicamente en sentido contrario.

Para saber que un soporte o una resistencia han sido rotos con firmeza, es importante establecer unos márgenes o filtros de penetración. Normalmente se suele usar un 3%, o sea, que para que la ruptura sea fiable, el precio del activo ha de sobrepasar un 3% el nivel de soporte o resistencia. Si a este filtro le añadimos un volumen de contratación superior a la media previa, tenemos otro punto a favor. Este porcentaje del 3% no es fijo, dependiendo del activo en cuestión se pude revisar al alza o la baja, la volatilidad y la experiencia del trader determinarán en cada caso el porcentaje más adecuado. Por lo tanto, y de manera general, podemos afirmar que se genera una señal de compra cuando el nivel de resistencia se supera en al menos un 3% y se acompaña de un incremento de volumen. Y se generaría una señal de venta cuando un soporte se rompiera a la baja al menos un 3% y el volumen fuera más alto que en días anteriores.

Trazar en un gráfico líneas de soporte y resistencia es sencillo. Son necesarios, al menos, dos puntos de soporte o dos puntos de resistencia. Una vez localizados, se unen mediante una línea horizontal. Una línea de soporte ha de quedar por debajo de las cotizaciones y unir mínimos, y una línea de resistencia ha de quedar por encima de las cotizaciones y unir máximos. De todos modos, recordad que los soportes y resistencias son mas bien zonas, y que tenéis que guardar un margen para pequeñas desviaciones.

3 comentarios:

  1. Muy acertado incluir el tema del margen del 3%, muchas veces no se respeta esto y se entra antes de tiempo en una operativa para ver luego como se nos da la vuelta. La paciencia es una virtud y mas en el trading.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Importantísimo respetar los márgenes de penetración, a veces encontramos rupturas falsas de soportes y resistencias, barridos de stops por parte de las manos fuertes, que nos dejan con el pie cambiado. Mejor esperarse a una buena confirmación de la ruptura.

      Eliminar
    2. Muy bien explicado y sencillo de entender.

      Eliminar