miércoles, 7 de enero de 2015

Las velas japonesas

Tras el paréntesis de las fiestas navideñas, comenzamos este nuevo año con una entrada sobre las velas japonesas, ya introducidas anteriormente en el blog. Recordaremos que son un tipo de representación gráfica del precio de cualquier activo, usado en Japón desde el siglo XVIII, y que fueron introducidas en Occidente a finales de los años 80 por Steve Nison. Similares a los gráficos de barras, las velas japonesas o candlesticks son utilizadas hoy en día asiduamente, dada la interesante información que prestan sobre el movimiento del precio de un activo, y las figuras y patrones que proporcionan un gran complemento al análisis técnico.


Concepto

La vela japonesa o candlestick es una técnica de gráficos y análisis que refleja el precio de un activo mediante un gráfico en que se usan los precios de apertura, máximo, mínimo y cierre. El cuerpo de la vela representa la diferencia entre el precio de apertura y el de cierre del período temporal representado, y las líneas superiores e inferiores, también llamadas sombras o mechas, los máximos o mínimos respectivamente. Un cuerpo blanco significa cierre alcista, es decir, el precio de cierre es superior al de apertura, y un cuerpo negro cierre bajista, es decir, el precio de cierre es inferior al de apertura.


Patrones

Partiendo de las diferentes modalidades de cuerpo y sombras de las velas japonesas, podemos encontrar patrones simples o compuestos. Los simples se refieren a una sola vela y se basan en las combinaciones anteriores. Los patrones complejos combinan varias velas para intentar predecir el comportamiento futuro del precio. 

La finalidad última de los patrones de velas japonesas, tanto simples como complejos, es determinar puntos de inversión o de continuación del movimiento del precio. Dado el gran número de patrones creo que lo mejor es recopilarlas conjuntamente en los siguientes gráficos, en los cuales se puede ver claramente su estructura y características. Primero los patrones simples:


Los patrones complejos como he adelantado se componen de varias velas, y partiendo del movimiento previo del precio indican  reversión o bien continuación del movimiento del precio:


Operativa

Las velas japonesas pueden ser utilizadas para analizar cualquier tipo de activo y en cualquier marco temporal. Su gran utilización hoy en día se debe, en mi opinión, a que ofrecen una información visual muy clara y directa, son más comprensibles de un primer vistazo que los gráficos de barras, y ofrecen mucha más información que un gráfico de líneas. La utilización de velas japonesas y sus patrones junto el análisis técnico al uso es una combinación muy poderosa a la hora de intentar predecir el comportamiento futuro del precio, de hecho, las señales generadas se refuerzan conjuntamente y dan más probabilidad de acierto.

Una de las más provechosas utilidades de las velas japonesas es la de apreciar los puntos de giro en el movimiento del precio, es decir, cuando se produce un cambio de tendencia dentro del marco temporal analizado. Realmente la información facilitada por una simple vela es muy significativa de la acción del precio, si una vela es alargada y blanca, podemos apreciar claramente una fortaleza alcista, e inversamente en el caso de que sea negra. Si el cuerpo de una vela es pequeño o casi inexistente deduciremos que en el mercado hay un alto grado de indecisión. Si por ejemplo, las sombras son muy alargadas tenemos ante nosotros la evidencia de grandes oscilaciones y cercanía de niveles clave en los precios.

Decir también que las velas japonesas lógicamente no nos van a permitir calcular objetivos de precio ni detectar zonas de sobrecompra o sobreventa, se basan exclusivamente en la acción del activo analizado. De ahí la importancia de observar la zona en la que aparecen los patrones anteriores, si nos hallamos cerca de soportes o resistencias, si hay figuras gráficas en desarrollo, si el análisis técnico no indica zonas relevantes debido a valores de indicadores, si se presentan divergencias.. etc. 


Tener en cuenta que los patrones no han de representarse con exactitud milimétrica, normalmente habrá solapamientos o distorsiones, con la experiencia y el estudio podremos filtrar la información relevante. Y no olvidar el volumen, como en otros apartados del trading, en conjunción con las velas japonesas nos va a dar pistas importantes. Si el volumen acompaña a la dirección futura del precio marcada por el patrón durante su formación, existen más probabilidades de que finalmente se cumpla el pronóstico. 

Las variaciones y la literatura sobre las velas japonesas son muy grandes, esta entrada pretende ser tan sólo una introducción al estudio que os recomiendo hacer sobre ellas, pues considero que es importante su conocimiento y dominio a la hora de analizar un activo. La información que nos proporcionan es muy rápida y útil, y si las combinamos con el uso del resto de herramientas del análisis técnico, nuestro trading se verá muy beneficiado.


4 comentarios:

  1. Puedo usar las candlesticks para determinar un punto de entrada optimo en un marco temporal inferior respecto al que vaya operar? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero solo si se tratara de localizar un patron de continuacion de tendencia. El el caso de localizar un patron de reversion, cuidado. Puede ocurrir que dicha reversion traspase el marco temporal inferior y ascienda al superior.

      Eliminar
  2. No sé si estoy buscando una quimera, pero Manuel, existe algún programa o aplicación que detecte patrones de velas japonesas automaticamente en un gráfico? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto. Yo uso Pro RealTime v10 y tiene la función que buscas, pruébalo que tienen una demo gratis y así lo vas mirando. En otros programas de trading seguro que estará disponible algo similar. Un saludo.

      Eliminar