lunes, 23 de febrero de 2015

El ATR

De nuevo una creación de J.Welles Wilder pasa por el blog. Originariamente publicado en la dédada de los 70 en el libro "New Concepts in Technical Trading", el ATR o Average True Range (Rango medio verdadero), es un indicador técnico encuadrado dentro de la subcategoría de los cuantificadores de volatilidad. Muy usado desde su creación, el ATR permite conocer la volatilidad de un activo y el ruido del mercado, proporcionando también una gestión óptima de los stoploss.


Concepto

El ATR es un indicador técnico que mide la volatilidad de un activo en los últimos n períodos, es decir, cuanto se movió en un sentido o en otro por promedio, siendo los valores pequeños sinónimo de poco movimiento, y los grandes, de un movimiento acusado. Este indicador no predice ni la dirección ni la duración de la tendencia reinante, sino que, al ofrecer la lectura de los gaps (saltos entre dos velas en los que no se ha producido ningún cruce de operaciones de compra-venta), permite tenerlos en cuenta a diferencia de otros indicadores. 

Cálculo


En primer lugar se ha de obtener el rango real de un activo en el período de tiempo, que es el valor más alto de los siguientes:
-La diferencia entre el máximo actual y el mínimo actual.
.La diferencia entre el máximo actual y el cierre anterior.
-La diferencia entre el mínimo actual y el cierre anterior.
Con el mayor de dichos valores, se halla el promedio de n períodos, que por lo general son 14.

Operativa

La utilidad del ATR consiste en la posibilidad que ofrece de determinar movimientos horizontales sin tendencia acusada, típicos de techos de mercado y en períodos de consolidación, cuando registra valores bajos. Por el contrario, los valores altos de este indicador se suelen dar en suelos de mercado tras bruscas caídas de pánico vendedor, y anticipan posibles cambio de tendencia. 


El ATR, dado su fórmula de cálculo, recoge mejor que un rango mínimo-máximo la volatilidad de un activo, permitiéndonos hacer una gestión muy eficaz de los stoploss. Para establecer un tope de pérdidas en base al ATR, lo que hay que hacer es restar al precio de entrada un múltiplo del ATR, por ejemplo 2. Así, si tenemos un precio de entrada en 40 € y el ATR es de 1.5, restamos al primero 3 y obtenemos que nuestro stoploss debería estar situado en 37. Muy sencillo y eficaz.

Recordar que el ATR no mide ni dirección ni duración de la tendencia, lo que puede predecir es cuando va a cambiar la misma y a su vez os va a proporcionar un sólido sistema de stoploss basado no en criterios porcentuales o monetarios, sino en el movimiento real del activo correspondiente. Combinándolo por ejemplo con las bandas de Bollinger, anteriormente estudiadas en el blog, el ATR permite obtener un sistema de medición de volatilidad óptimo.

2 comentarios:

  1. Superinteresante el ATR para los stops, me ha atraido mucho la idea de ponerlos segun volatilidad del activo. Me suele pasar que poniendolos por puntos no afino bien, o me saltan ante cualquier movimiento inusual o cuando lo hacen la perdida es innecesariamente cuantiosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, los stops por puntos tienen el inconveniente de que hay que saber muy bien el rango normal del fluctuación del activo subyacente para colocarlos. Un stop por señales técnicas como cruce de medias o algún nivel de indicadores suele ser menos ceñido que un stop por puntos y más fácil de colocar.según se va desarrollando el trade.

      Eliminar