domingo, 1 de febrero de 2015

El Momentum

Analizaré en esta entrada del blog uno de los indicadores técnicos más conocidos y usados por los inversores seguidores del análisis técnico. Incluido dentro de la categoría de los osciladores técnicos, el Momentum trata de analizar tanto la velocidad como la dirección del movimiento del precio respecto a sesiones anteriores. También es capaz de anticipar cambios de tendencia, de ahí el interés de conocerlo  a la hora de integrarlo en cualquier sistema de trading. 



Concepto

El Momentum es un oscilador técnico que mide la variación entre el cierre del período actual respecto al de períodos anteriores, representándose gráficamente alrededor de una línea horizontal con el valor de 100 o 0. Normalmente el período analizado es de 5 o 10 sesiones, si bien es posible variar este parámentro con total libertad. Este oscilador muestra la velocidad del movimiento del precio y a su vez la tendencia general del mismo.

Cálculo

La fórmula para calcular el Momentum es muy sencilla:

Momentum = C -Cn

Donde C es el cierre del periodo actual y Cn la cotización del cierre anterior en n sesiones a las que nos referimos. Como ya he comentado, anteriormente, lo habitual es utilizar períodos de 5 o 10 sesiones.

Operativa

Una primera manera de obtener señales de compra y venta usando este oscilador es observar sus cruces con la línea horizontal de 100 o 0. Si el cruce se produce de abajo a arriba, estaríamos ante una señal de compra, si el cruce se produce de arriba a abajo, estaríamos ante una señal de venta. En los casos en los que el Momentum se mueva en un espacio pequeño alrededor de la línea de 100, estaríamos ante un activo con falta de tendencia y debería establecerse un filtro para evitar seguir señales falsas. Hay que tener en cuenta que el Momentum no es un indicador normalizado, es decir, no está acotado entre dos valores, por lo que no podremos establecer a priori zonas de sobrecompra o sobreventa como referencia.


Otra manera de utilizar el Momentum es a través de las divergencias con el precio. Estaríamos ante una divergencia alcista cuando el precio siguiera marcando máximos mientras el oscilador empezara a moverse en la dirección contrario. Y estaríamos ante una divergencia bajista cuando el precio siguiera marcando mínimos pero el oscilador comenzara a moverse en la dirección contraria. 

Por lo general la tendencia prosigue mientras el Momentum siga marcando nuevos máximos, lo cual indica que se deberían mantener las posiciones largas y viceversa, cuando el oscilador siga marcando nuevos mínimos, se deberían mantener las posiciones cortas. Es por ello que se use también como indicador adelantando o precursor de cambios de tendencia, si bien en este caso es preferible reforzar las señales con otros indicadores y esperar confirmaciones conjuntas, aparte de tener en cuenta los niveles de soportes y resistencias que podamos establecer en el gráfico.


Se puede usar el Momentum en cualquier marco temporal y para cualquier clase de activo, únicamente habría que tener en cuenta la volatilidad de este último con el fin de reconocer y evitar señales falsas. Si lo combináis por ejemplo con medias móviles, MACD y Williams %R, tenéis un sistema de trading sencillo y que, en el caso de confirmaciones conjuntas ofrece un alto grado de fiabilidad.

2 comentarios:

  1. Que diferencia hay entre el Momentum y el ROC? Es que me parecen muy parecidos no? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente son muy parecidos, de hecho su fórmula es muy similar, la diferencia es que el ROC o tasa de cambio expresa la velocidad del movimiento de los precios en porcentaje mientras el Momentum lo hace en términos absolutos. En lo que se refiere a señales y operativa son similares también.

      Eliminar