lunes, 11 de mayo de 2015

The disciplined trader, de Mark Douglas, Libro VIII

En esta ocasión pasa por el blog uno de los libros sobre psicología del trading más reconocidos, The disciplined trader de Mark Douglas. El autor está considerado como uno de los fundadores de la industria del coaching para traders, y ha realizado servicios de consultoría por todo el mundo para instituciones como la Chicago Board of Trade, la New York Board of Trade, el Chicago Mercantile Exchange, varios bancos de inversión internacionales, y multitud de empresas financieras y traders. Mark Douglas intenta con su libro enseñar primero a entender, y luego a moldear, la relación de nuestra psique con el mercado, para conseguir lo mejor de nosotros mismos como traders.


Como suelo hacer cuando analizo libros para entradas del blog, creo que lo mejor es exponer las diferentes partes de las que se compone e intentar extraer el contenido más significativo y relevante de las mismas. El libro se compone de cuatro partes y poco más de 180 páginas, por lo que no es demasiado pesado de leer.

Primera parte: Introducción

En esta parte, la más reducida del libro, Mark nos expone las motivaciones que le llevaron a escribir este libro. Nos cuenta como en los años 80, trabajando como trader en Chicago para Merryl Linch, atravesó una situación financiera critica que le hizo replantearse su metodología de trabajo y le motivó para investigar en el campo de la psicología del trading. Expone la importancia de los conceptos de estructura mental y el entorno de información a la hora de diseccionar la psique del trader, el sentimiento de miedo y la evitación del dolor, lo que le lleva en 1982 a empezar a trabajar en un libro que recogiera lo que habría descubierto por si mismo con mucho sufrimiento.


Segunda parte: la naturaleza del entorno del trading desde una perspectiva psicológica

En esta segunda parte, se nos explican aspectos del mercado que lo hacen un entorno único, para el que nuestra educación, nuestras experiencias o nuestras creencias no nos han preparado. Mark nos expone que el mercado siempre tiene razón, por lo que no hay que buscarla siempre a la hora de operar, que hay un potencial ilimitado para la pérdida y para la ganancia, no como en las apuestas por ejemplo. Es por ello que el axioma cortar las pérdidas rápido sea imprescindible para operar, pues por nuestra propia naturaleza tendemos a pensar que una operación perdedora se dará la vuelta a nuestra favor tarde o temprano. Y al contrario en el caso de las ganancias, el cortar las ganancias rápidamente por miedo a que el movimiento sea limitado.

El autor sigue desenmarañando la naturaleza del mercado, como un entorno que no esta estructurado y en el que las razones son irrelevantes. Existe una relación directa entre nuestra habilidad para dejar que el mercado nos diga que va ha hacer próximamente y el grado en el que hemos tomado consciencia de los efectos negativos provocados por las creencias erróneas sobre perder, estar equivocado y la operativa por venganza. Especial relevancia en mi opinión tiene la paradoja psicológica que se da para los traders porque la única manera de aprender como operar efectivamente es crear una estructura que nos haga responsable, pero en la mayoría de los casos tratamos de evitar dicha responsabilidad no estableciendo correlación entre lo que hacemos y el resultado que obtenemos.

El autor insiste en el término responsabilidad, al crearnos nuestra experiencia del mercado, al percibir oportunidades y ejecutar los trades y al lograr nuestra propia aceptación y autoconocimiento. No se trata de los mercados y nosotros, solo estamos nosotros.


Tercera parte: construyendo una estructura para comprendernos a nosotros mismos.

Pura psicología bursátil en esta parte, me es imposible resumir la cantidad de conceptos que Mark nos relata, creo que es altamente recomendable leer el libro para tener verdadera comprensión de la importancia de entender como las experiencias que existen en nuestra memoria, y que nos conforman como personas, las asociaciones que hacemos de los hechos, las emociones que generan nuestros pensamientos, y las nuestras propias creencias, afectan a nuestra manera de manejar la información.

El autor nos explica en que consiste la energía mental, como se forma, como nos influye en nuestra relación con nuestro entorno, como podemos aprender a adaptarnos. También nos introduce diversas técnicas para lograr un cambio efectivo, como perseguir un cambio consciente en nuestro sistema de creencias, identificar creencias contradictorias mediante varios ejercicios de autoevaluación.

Mark a continuación expone una técnica de cambio efectivo con la que no puedo estar más de acuerdo, la escritura. Escribiendo se plasman, se materializan, las reglas y la toma de consciencia necesarias para lograr modelar nuestro entorno mental. Y las reglas son la base de la autodisciplina, un aspecto fundamental para cualquier trader, si logramos ser disciplinados operaremos sin miedo, sin arrogancia, sin afán de venganza. Al final de esta parte, se encuentra un ejercicio práctico que os recomiendo encarecidamente realizar.


Cuarta parte: como llegar a ser un trader disciplinado

En esta última parte, el autor primero intenta explicarnos la dinamica y la psicología del movimiento del precio desde el nivel básico del trader individual, para después hacerlo desde la perspectiva de la colectividad de traders, nos explica en que consiste la oferta, el equilibrio y la demanda desde la perspectiva psicológica. Términos como los puntos de referencia significativos, áreas de balance, máximos y mínimos, soportes y resistencias, tendencias y líneas de tendencia, retrocesos, son analizados desde el punto de vista de los patrones de comportamiento asociados a ellos, lo que nos dá un nuevo enfoque a la hora de su aplicación en nuestro sistema de trading.

El operar sin miedo, la autodiscipllina y saber que como trader es más importante saber que siempre seguiras tus reglas antes que ganar dinero, son elementos imprescindibles según Mark para progresar en nuestra formación como traders. En dicho proceso diferencia siete etapas:
-Primero estar centrado en lo que necesitas aprender, de ahí el hincapié realizado en las primeras partes del libro por conocernos a nosotros mismos, nuestros conflictos y los ejercicios para intentar erradicarlos.
-Segundo, manejar las pérdidas, lo que implica definir que una pérdida está latente en cada trade potencial, salir de las trades perdedoras sin ninguna excusa, juicio o consideración si tenemos la percepción de que se están produciendo, con lo que lograremos evitar la amenaza de un daño financiero y psicológico grande.
-Como tercera etapa, aparece el ser experto en un comportamiento de mercado, remarcando la necesidad de empezar con poco, de filtrar información, de conocer a la perfección un patrón. 
-La cuarta etapa consiste en aprender a ejecutar un sistema de trading sin vacilación o duda alguna, la ejecución de los trades es un elemento fundamental y difícil de aprender.
-En quinto lugar, aprender a pensar en términos de probabilidades. Para ello, el autor nos propone una serie de preguntas o checklist para que nos mantengamos centrados en el momento del mercado y determinemos lo que está pasando en este preciso momento.
-En la sexta etapa, Mark nos recomienda aprender a ser objetivos. Nuestras expectativas sobre el futuro actuaran como una fuerza sobre nuestra percepción de la información del mercado y controlarán su flujo hacía nuestro sistema mental en una manera similar a tratar de evitar una confrontación con cualquier cosa que no encaje con lo creamos que va a pasar. Tan solo hay que observar lo que está pasando en cada momento como una indicación de lo que es probable que acontezca a continuación.
-En la séptima y última etapa, el autor nos exhorta a controlarnos a nosotros mismos. En este punto, las reglas de trading nos proporcionaran la capacidad de distinguir la gran diferencia que hay entre lo que esta pasando y lo que va a pasar. Vuelve a insistir en no centrarnos en el valor monetario de un trade en lugar de hacerlo en el movimiento y en la estructura del mercado, porque en caso contrario estaríamos distorsionando o evitando alguna información. 


Recomiendo encarecidamente la lectura de este libro, no encontraremos ni sistemas de trading ni indicadores ni estrategias, sino a nosotros mismos. Mark Douglas con esta obra nos puede ayudar mucho a lidiar con el elemento más desconcertante, frustrante e inquietante de nuestra operativa, nuestra propia psique. Desde el autoconocimiento y el trabajo en mejorar nuestro entorno mental, podemos empezar a entender y a procesar la información del mercado desde la objetividad y el control. 

6 comentarios:

  1. Gracias por recomendación. Hay tanto material respecto a la psicología del trading que siempre es bueno saber por dónde ir.
    Un saludo,
    Duk2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente compañero, el tema de la psicología bursatil está muy trillado, afortunadamente los autores clásicos como Douglas o Steenbarger son una apuesta segura. Este en concreto me parece un libro muy especial, te hace cambiar por dentro de verdad.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Estoy empezando a leerlo y me tiene enganchado,
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña, si haces los ejercicios que propone Douglas el cambio en el paspecto psicologico del trading esta asegurado. Me parece un libro imprescindible para cualquier inversor.

      Saludos

      Eliminar
  3. Un gran libro sin duda. Al principio cuando Douglas te empieza a hablar de la energía mental te preguntas si tiene algo que ver con el trading, pero después te das cuenta de que el trading es una profesión con un componente psicológico tan grande que es imprescindible construir como dice el autor una estructura para conocernos a nosotros mismos.

    Saludos y enhorabuena por el blog, el cambio de look un acierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Douglas es uno de los autores que mas y mejor ha profundizado en la vertiente psicologica del trading, este libro en mi opinion es excepcionalmente conciso y revelador.

      Gracias, el nuevo look del blog me ha costado elegirlo la verdad, jaja

      Saludos.

      Eliminar