jueves, 11 de junio de 2015

El volumen

En esta ocasión pasa por el blog el volumen, ese parámetro de los activos financieros tan analizado, comentado, estudiado y pormenorizado. El estudio del volumen es por si mismo casi una disciplina propia dentro del análisis técnico, de hecho hay quien opera casi exclusivamente basándose en él y en la acción del precio. Aparte, el volumen es la base de un buen número de indicadores técnicos, como el OBV, el MFI, la Acumulación/Distribución o el oscilador de Chaikin, que nos pretenden dar pistas sobre el comportamiento futuro de los precios basándose en aquel, y también sirve como confirmación de figuras chartistas. Importante por tanto conocer el volumen y sus aplicaciones, señales y la gran cantidad de información que proporciona.


Concepto

El término volumen aplicado a los activos financieros se podría definir de varias maneras. En primer lugar, podríamos definirlo como el número o cantidad de títulos, en el caso de mercados de acciones, o contratos, si nos referimos a productos derivados como futuros u opciones financieras, de un activo financiero determinado que pasan de una mano a otra en una unidad temporal determinada. También podríamos definirlo como el valor monetario de las transacciones bursátiles que se realizan en una unidad temporal determinada.


Interpretación

El volumen nos va a permitir medir o calibrar la fuerza que acompaña a cada uno de los movimientos del mercado. Sabemos ya que la relación entre la oferta y la demanda referente a un activo financiero determinado es la que mueve los mercados, y en el volumen encontraremos la mejor forma de clarificar esa relación. Así, podemos establecer de manera general unas características para cada situación del volumen respecto a unidades temporales anteriores. 

En el caso de encontrarnos con un volumen alto relativo, podemos deducir que nos encontramos en en mercado en el que hay un gran sentimiento alcista y que los precios seguirán subiendo, si la tendencia previa es alcista, y viceversa, si venimos de una tendencia bajista, nos encontraremos con un gran sentimiento bajista y podremos deducir que los precios seguirán bajando. Otra deducción posible sería que nos encontramos en los últimos episodios de tendencias alcistas o bajistas muy verticales, con compras de euforia y ventas de pánico respectivamente. La última deducción que podríamos obtener en el caso de encontrarnos con un volumen alto relativo es la de estar ante el final de un mercado lateral, con rotura de soportes o resistencias.

Si, por el contrario,nos encontramos con un  volumen bajo relativo, podemos deducir dos situaciones. O bien nos encontramos en los momentos de indecisión preliminares al agotamiento definitivo de una tendencia, o bien que nos encontramos en una fase de consolidación, todos caracterizados por la indecisión de los inversores. 


Operativa

Como norma general, debemos considerar al volumen como un indicador de la fortaleza de las tendencias existentes en el mercado. De este modo, podemos encontrarnos ante cuatro situaciones:
-Tendencia alcista con fortaleza: en este supuesto, el mercado cuando sube lo hace con gran volumen, y cuando baja, lo hace con poco. Tenemos por tanto un volumen concordante con la tendencia, y lo más probable es que esta siga su curso, ya que en las bajadas los inversores no quieren deshacerse de sus posiciones. 
-Tendencia alcista con debilidad: el volumen no acompaña a las subidas, lo que es señal de que los precios lo más probable es que dejen de subir pronto y se produzca un cambio de tendencia.
-Tendencia bajista con fortaleza: aquí nos encontraríamos con un gran volumen en las bajadas y un escaso volumen en las subidas.
-Tendencia bajista con debilidad: las bajadas se producen con poco volumen, lo que nos puede indicar que dicha tendencia está próxima a su fin. 


Como señales de compra que nos proporciona el volumen por tanto podríamos citar las siguientes:
-Si sube el precio y acompaña el volumen, esto quiere decir que hay más demanda que oferta.
-Si desciende el precio y el volumen simultáneamente, nos encontraríamos ante el final de una tendencia bajista, muy pocos inversores siguen vendiendo al estimarse por consenso que los precios no van a bajar más.
-Una bajada prolongada en vertical del precio con un enorme volumen es indicativo de una fase de acumulación. La mano fuerte empieza a comprar a la mano débil, que presa del pánico debido a la brusca caída que se está produciendo, busca deshacer posiciones a cualquier precio.

Como señales de venta que nos proporciona el volumen nos encontramos las siguientes:
-Una subida prolongada en vertical del precio con un enorme volumen suele significar una fase de distribución. La mano fuerte hace caja y vende a la mano débil, que ante una subida tan fuerte, cae en la euforia compradora justo antes de que la tendencia alcista se agote.
-Si sube el precio y no acompaña el volumen, el final de la tendencia alcista es próximo, hay poca demanda para el activo en cuestión, y el cambio de tendencia es inminente. 
-SI el precio baja y el volumen aumenta nos encontramos ante una señal para posiciones cortas, ya que la tendencia bajista es fuerte y cada vez hay mas inversores dispuestos a vender.

4 comentarios:

  1. Interesante entrada Manuel. Una pregunta, sobre el volumen sería buena idea aplicar medias para usarlo como señal técnica de compra o venta? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que puedes usar medias móviles sobre el volumen, te procura información bastante útil. Pero yo no lo usaría como una señal de compra o venta, más bien como confirmación de otras señales o figuras chartistas.

      Saludos

      Eliminar
  2. Entrada muy interesante como siempre. Una cosa, que es el MFI?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MFI son las siglas de Money Flow Index, Indicador de flujo de dinero. Se trata, básicamente, de un indicador técnico que busca medir la intensidad del flujo de dinero comparando el crecimiento positivo y el negativo durante un período determinado. Puede indicar zonas de sobrecompra y sobreventa y tambien es util identificando divergencias respecto al precio.

      Eliminar