martes, 21 de julio de 2015

El scalping

Quiero comenzar con esta entrada una nueva serie en el blog, centrada esta vez sobre los distintos estilos o modalidades de trading. Me gustaría seguir un orden creciente en cuanto al marco temporal o time frame, por lo que empezaré hablando del scalping, tan conocido y tan comentado en el mundillo del trading. También conocido como quick trading, el scalping se trata de la operativa a más corto plazo posible, con trades que se cierran en cuestión de segundos, o a lo sumo, minutos. Nutrido de la volatilidad y la liquidez, el scalping es un arma de doble filo, puede parecer un filón para el que empieza, pero a la vez requiere una experiencia y un conocimiento del mercado que solo proporcionan el tiempo y el estudio, por lo que el riesgo para el que empieza es elevado.


Concepto

El scalping es una estrategia de trading para operar en los mercados, preferentemente los de mayor volatilidad y volumen, que consiste en trades de segundos o pocos minutos, cuyo fin es realizar un gran numero de operativas obteniendo un pequeño beneficio en cada una de ellas. El trader que realiza scalping, o scalper, puede operar de manera manual o mediante sistemas automáticos.

A la hora de operar mediante scalping, se han de buscar los activos con mayor líquidez, ya sean acciones, divisas o índices. Actualmente, se recomienda operar scalping, basándose en la anterior premisa, en el DAX Xetra, el S&P500, el Bund, y las divisas "majors", como el EUR/USD, el GBP/USD y el EUR/JPY. También es recomendable buscar un broker con comisiones lo más bajas posibles, a fin de cuentas se van a realizar operativas pequeñas pero con el mismo coste que las de más duración, por lo que al realizar un gran número, este punto adquiere especial relevancia. Estamos hablando de que un scalper activo puede realizar más de 20 operaciones en una hora, imaginaros el coste en comisiones que eso supone.


Operativa

El objetivo del scalping es, mediante un stop muy ceñido al punto de entrada, capturar la volatilidad del activo subyacente provocada por un movimiento brusco del activo subyacente al llegar a un nivel relevante de precio o por la reacción a un evento determinado del mercado. Estamos hablando de capturar movimientos de, por ejemplo 10 puntos en un índice, así, el scalper va a tratar de aprovechar las diferencias en el spread del activo subyacente a su favor con unas ganancias objetivas muy pequeñas. Fundamental por tanto la rapidez de ejecución, el scalper debe buscar un broker que le permita una operativa muy rápida, sin múltiples ventanas de confirmación ni introducción de coordenadas o similares.

El scalper tiene a su disposición las mismas herramientas del análisis técnico que el resto de traders, la única diferencia es, como hemos dicho anteriormente, el menor plazo temporal. Para el scalping se suelen utilizar velas de 5, 10 o 15 minutos, si bien no es inusual encontrar scalpers que usan velas de 1 o 2 minutos. En mi humilde opinión, a cuanto más baja la temporalidad, menor es también la fiabilidad de las posibles señales, ya que en marcos temporales tan pequeños el ruido del mercado campa a sus anchas.


En cuanto a las estrategias para scalping, la diversidad ES enorme y daría para un blog dedicado a la temática. Os puede comentar que indicadores como el MACD, el CCI, el Estocástico, el RSI, EL ADX... son muy utilizados, además de las velas japonesas y sus diversas modalidades y patrones. Muy importantes también son las roturas de soportes y resistencias, medias móviles, velas renko, niveles de Fibonacci, los testeos de niveles relevantes  las figuras chartistas y la posibilidad de analizar el comportamiento del volumen.

Más allá del análisis técnico, hay scalpers que operan en base a noticias relevantes para el mercado. Estos traders pondrían órdenes automáticas de compra y venta arriba y abajo respectivamente del precio, y esperarían a que el mercado se posicionara en cuanto el evento en cuestión se produjera. Dichos eventos son noticias o datos macro de relevancia, que pueden aumentar la volatilidad mucho, y de ahí el interés de capturar esas grandes oscilaciones en tan breve período de tiempo.

Otra técnica de scalping es operar basándose en el estudio de los máximos o mínimos del día, posicionándose al alza o a la baja si se rompen los niveles anteriores, de una manera parecida a la técnica anterior. Decir que en el mundo de los sistemas automáticos y de los indicadores personalizados tenéis todo tipo de herramientas muy avanzadas para hacer no solo scalping. No dudéis en investigar y probar cosas nuevas, recordad que debemos encontrar el sistema de trading que se adapte a nosotros, no adaptarnos a un sistema en concreto, y con el trabajo y la investigación de la comunidad de traders mundial, podemos aprovecharnos de este conocimiento fácilmente.


Respecto al riesgo de operar en scalping, en teoría teniendo la gestión de riesgo y los stoploss bajo control, no debería ser mayor que en otras técnicas de trading. Pero la realidad es bien distinta, el scalpling requiere de concentración y dedicación absoluta del trader, rapidez en la toma de decisiones, nervios de acero y un dominio del psicotrading muy grande. Lo que recomiendo al que empieza es que no se deje engañar por cierto sector de la industria del trading, que le empuja ,mediante agresivas campañas de promoción y promesas de riqueza inmediata, a operar compulsiva y excesivamente. Recordar que vuestro broker vive de las comisiones, a mayor operativa, mas negocio, imaginaros que tipo de operativa le vendrá bien fomentar. 

El scalping para el trader novato puede parecer la panacea, pero en mi opinión personal es el camino directo hacia la derrota psicológica y la ruina de las cuentas de trading. Solamente tras años de experiencia en los mercados, de estudio, de trabajo antes y después de la sesión, se está preparado para hacer scalping. Siempre recomiendo curtirse antes de operar en real en una cuenta demo, en el scalping este punto me parece todavía más importante, hasta que no obtengáis consistencia en una cuenta demo no os lancéis al scalping en real por favor. Indudablemente el dinero está en las tendencias grandes, y en mi opinión personal, el grueso de nuestra cuenta de trading debería ser operada en temporalidades más grandes, respetando el scalping como técnica ardua, que requiere de muchas horas de vuelo y preferiblemente con poco capital, y que no debería ser, para el que empieza, la primera opción.

6 comentarios:

  1. Excelente articulo, yo empece con el scalping ya hace años como primera opción, ya que entonces los particulares no teniamos acceso a tantas cosas como hoy microlotes etc. ctc y mi capital era bastante reducido, empece con temporales de 5 , después 3 , después 2 y 1. Y con 1 me quede,hace años que opero en 1minuto y aunque hago muchas operaciones de pocos puntos, es una manera de operar como otra cualquiera, eso si necesitas tener la mente muy clara y si parpadeas te pierdes la entrada, pero al lo largo del dia se presenta otra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cloe. Como bien comentas la concentración en el scallping es máxima y la exigencia a nivel psicológico muy grande, desde luego tiene mérito centrarse en este tipo de operativa. Y muy importante lo que comentas de los microlotes, hace unos años el inversor minorista tenía unos requerimientos de capital muy grandes, las plataformas eran un tanto amateur y los gastos eran elevados, hoy en día afortunadamente eso ha cambiiado a poco que nos molestemos en buscar y comparar.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Coincido con Manuel, mucho cuidado con el scalping, a mi me parece la manera más complicada de afrontar el trading, y no necesariamente la más provechosa, en mi humilde opinión.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda el scalping pude atraer mucho a quien empieza. La inmediatez, los stop ceñidos, la emoción de operar... todo ello se une al interes de los brokers para que sobreoperemos y forma un cocktail peligroso si no se tiene una sólida base previa.

      Lo que no se puede hacer es pasarse al scalping tras haber errado con temporalidades mayores, aquí entra en liza el ruido del mercado elevado a la máxima expresión. Muchos indicadores generan señales falsas debido a esto último, el price action trata de compensarlo con la simplicidad del gráfico y el volumen, pero la presión psicológica es muy grande, son muchas horas con máxima concentración delante de las pantallas.

      Un gran peligro que corre el novato es entrar en una operativa haciendo scalping, ver que se le tuerce e ir ampliando marco temporal moviendo stoploss una y otra vez preso del miedo a la pérdida, esperando a que el mercado le de la razon. Otro peligro es el overtrading, operar demasiado, en el scalping es fácil ver entradas donde no las hay, se corre el riesgo de asimilar el trading a un casino, y recordad que las comisiones son por operativa, no por día ni nada por el estilo.

      No quiero decir con todo lo anterior que tengáis que desestimar el scalping, simplemente que debéis poseer una base muy sólida de conocimientos y muchas horas de vuelo, la exigencia es máxima y la tensión psicológica extrema.

      Eliminar
  3. Está claro que cada trader vale para un tipo de operativa, a mí particularmente me parece demasiado estresante, prefiero el swing. Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, cada uno tenemos nuestra propia personalidad y aptitudes, yo tampoco soy fan del scalping, me tiran plazos intradiarios pero más grandes o incluso el swing trading. La próxima entrada tratara el tema, atentos.

      Saludos.

      Eliminar