lunes, 10 de agosto de 2015

El swing trading

Continuamos con la serie dedicada a las diversas modalidades del trading, en esta entrada abordaremos el estudio del swing trading, tras haber analizado el scalping y el day trading. Partiendo de un marco temporal más amplio que estos últimos, el swing trading cuenta como principal característica la asunción del llamado riesgo overnight, es decir, dejar una posición abierta después del cierre de la sesión, estando expuesto a noticias, datos o eventos inesperados que pueden suponer un gap de apertura, tanto a favor como en contra nuestra. Pero por otro lado, al tener mayor temporalidad, los posibles beneficios serán mayores. Estamos por tanto ante una operativa destinada a sacar provecho de las tendencias de medio plazo, librándonos del ruido intradía y que nos permite obtener más beneficio por trade.


Concepto

El swing ttrading es una modalidad de trading que temporalmente abarca desde varios días a meses, manteniendo por tanto la posición tras el cierre de la sesión. El mayor o menor tiempo que tengamos una posición abierta dependerá de la tendencia predominante, si es muy acusada o no. En el primer caso, la posición se mantendrá abierta mucho tiempo, en caso contrario, es muy posible que se activen los stoploss debido al ruido del mercado.

Operativa

El swing trading no requiere estar vigilando la posición constantemente, a diferencia del scalping y del day trading, si bien es necesario monitorizar la posición abierta sobre todo cuanto estamos cerca de niveles técnicos relevantes o se van a producir noticias o eventos importantes. Una vez decidida la entrada a mercado según nuestro sistema, aguantaremos la posición hasta que un stoploss o un trailing stop nos saquen. 


Se suelen utilizar gráficos de 1 hora, 4 horas, diarios y semanales. En los dos primeros casos, mediante su estudio podríamos obtener una mejor calibración de la entrada, subirnos a la tendencia en un momento óptimo. Lo que hay que encontrar, en primer lugar, es la tendencia principal en los gráficos más amplios, y posteriormente, buscar la alineación con los gráficos más cortos. Luego, una vez dentro de mercado, ajustaríamos stops de pérdidas y beneficios según el gráfico semanal, nuestra gestión de riesgo o por análisis técnico, librándonos del ruido del mercado. 

Fundamental para operar mediante swing trading es localizar en el gráfico los potenciales puntos de swing, o de cambio de tendencia. Existe todo un arsenal en el análisis técnico para encontrar o prever estos puntos, ya sea con cruces de medias, Parabólico SAR, Ichimoku, o el MACD. Estrategias de swing trading como tal hay muchas, yo os recomendaría las basadas en el MACD y el Heikin Ashi, retrocesos de Fibonacci, pivot points en gráficos diarios y semanales, Outside, Inside y Pin bars, roturas de rango e indicadores de acción de precio. 


A diferencia de la operativa estrictamente intradía, el trader que opte por el swing trading aguantará las correcciones a los impulsos del precio. Mientras el scalper por ejemplo se saldrá antes de que el impulso correspondiente a su marco temporal inicie un retroceso, el swing trader aguantará las correcciones correspondientes, todo ello con el fin de lograr beneficios mayores. Como riesgo evidente está que el swing trader no se percate de que el retroceso es un cambio de tendencia y acabe la operativa con pérdidas o con poco beneficio, sobre todo por el hecho de mantener la posición al cierre de la sesión. El riesgo overnight, como ya he comentado, nos puede traer desagradables sorpresas en forma de gaps de apertura en contra de nuestra posición, de las que nuestros stoploss no nos pueden proteger al no haber cruces en los niveles que especifiquemos. 

Yo os recomiendo que aparte del stoploss habitual que se pone en los puntos de swing o los trailing stops, tengáis la precaución de colocar un stop adicional de seguridad a una distancia prudencial que abarque la posibilidad de un gap de apertura amplio. El mercado está constantemente sujeto a noticias o eventos que pueden causar pánico o euforia en los inversores, y que pueden provocar movimientos muy bruscos, no es necesario sufrirlos en nuestra cuenta. 


Mercados en los que operar os recomendaría principalmente Forex, Indices y acciones. Estas últimas a mi modesto entender funcionan muy bien para el swing trader, si bien requieren de una especial precaución dado la posible volatilidad y el ruido del mercado, la acción de una empresa está sujeta a ampliaciones de capital, cambios en la política de dividendos, nuevos marcos regulatorios o profit warnings demoledores. Los índices también son muy aptos para el swing trading, de hecho se dice que es donde se obtienen los mayores beneficios en el trading, dado que si somos capaces de subirnos a la tendencia adecuada, el recorrido y el beneficio pueden ser muy grandes, al igual que en el Forex. 

En cuanto al instrumento de inversión, en el caso de las acciones, si fuera posible, huiría del contado y optaría por CFDs o derivados. Yo no recomendaría la inversión en acciones mediante contado, aparte de no permitir apalancamiento, es lo más apetecible para tu broker por el tema comisiones, no digo más. Y lo de mantener acciones de contado en cartera con la excusa de que ya subirán tras no ser capaz de cerrar una posición, pues que decir, innumerables son los casos de inversores poco avezados que están atrapados durante años en acciones de compañías que jamás remontan el vuelo.


2 comentarios:

  1. Muy buena entrada Manuel. Te querría preguntar sobre las acciones a contado. No aconsejas entonces invertir de esta manera por el activo en si o por el instrumento de inversión? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mario.

      Vamos a ver, el tema de las acciones no lo desaconsejo por el activo en si mismo. Con una buena información de los ratios de la compañia, un seguimiento por analisis fundamental, y un análisis técnico para determinar entradas y salidas optimas, la inversión en acciones puede ser muy lucrativa. El problema viene porque normalmente invertir a contado al inversor novato es lo que primero se le intenta vender por parte de brokers y entidades financieras. Por tema de comisiones y/o intereses ajenos al inversor claro está. Y normalmente el inversor novato invierte discreccionalmente, es decir, por oidas, por consejos de gurus, su broker, el vecino.. sin tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones está depositando la mayoría de sus ahorros en un activo de riesgo.

      Es muy comun que un inversor novato que disponga por ejemplo de 3000 €, compre acciones de una compañia ignorando toda gestión de riesgo, sin stoploss y sujeto a ampliaciones de capital, profit warnings, cambios regulatorios.. que lo más seguro es que le dejen pillado por muchos años, perdiendo coste de oportunidad además.

      En mi humilde opinión, se se tiene un sistema de trading robusto y un dominio aceptable del psicotrading, se pueden obtener buenos beneficios invirtiendo en acciones de empresas, pero no haciéndolo a contado, sino mediante CFDs o derivados. Estos dos productos son mucho más baratos, te permiten apalancarte y el análisis que hagas te va a servir igual.

      No quiero crear polémica, pero a lo largo de los años he llegado a la conclusión de que la inversión en acciones mediante contado es para los inversores institucionales, fondos de inversión, planes de pensiones, o bien para autocartera de las propias compañías. El inversor retail va a tener unas comisiones muy altas, que en algunos casos le van a suponer partir de inicio con una pérdida cuantiosa si empieza con muy poco capital.

      La manida excusa de la inversión en acciones por dividendo, pues sinceramente, es el cuento de la lechera, la accion descuenta el dividendo nada mas abonarlo del precio de la accion, si lo recupera o no depende de la evolución de la propia compañía. Es mejor invertir en mi opinión en fondos de inversión con modalidad de distribución, vas a cobrar periodicamente un dividendo sin preocuparte de quedarte enganchado por no saber operar.

      Si localizamos una compañia con buenas perspectivas de crecimiento o en una situación técnica optima, mediante un CFD o futuro podemos invertir apalancados y a muy bajo coste. Vale que estos productos no estarán disponibles para la totalidad de empresas, pero si para las mas importantes y las que normalmente van a tener mas información disponible.

      Un saludo

      Eliminar