miércoles, 21 de octubre de 2015

La teoría de las ondas de Elliott I

Probablemente la teoría de las ondas de Elliott sea una de las más conocidas en el ámbito del trading y la inversión, con igual número de seguidores fervorosos que de detractores implacables. Creada por Ralph Nelson Elliott a principios del siglo pasado, sin duda se trata del resultado del trabajo de una persona extraordinaria, constituyendo por si misma una doctrina que no necesita valerse del arsenal de herramientas del análisis técnico para sustentarse, si bien no lo excluye como complemento. Dado la gran extensión de la materia, en esta entrada conoceremos al autor y haremos una introducción a los conceptos más importantes de su teoría.


El autor

Ralph Nelson Elliott nació en 1871 en Kansas, Estados Unidos, si bien a una edad muy temprana se trasladó junto a su familia a Texas. Allí aprendió español, lo que le valió para empezar su andadura profesional en México, concretamente en el sector ferroviario, donde empezando de guardabarreras, llegó a ser ejecutivo de varias compañías. Con el tiempo ocupó cargos de consultoría y se inició en él un gran interés por la contabilidad. Trabajó en varios países de América central y Sudamérica, llegando a ser nombrado por el secretario de estado norteamericano Jefe Contable de Nicaragua tras la ocupación militar por su país.

Corría el año 1927 cuando Elliott tuvo que volver a los Estados Unidos debido a una enfermadad, la disentería, que había derivado en una tremenda anemia. Postrado en la cama en 1929, año del crack bursátil, al borde de la muerte, y con una necesidad imperiosa para un hombre como él de encontrar una ocupación para los días eternos de convalecencia, Ralph adquirió un ejemplar de "La teoría de Dow" y también comenzó a estudiar las series de Fibonacci. Fascinado por la posibilidad de identificar y predecir los ciclos del mercado, Elliott comenzó a elaborar su propia teoría, sin ayuda de ordenadores, en base a datos recopilados de un período aproximado de 75 años, Imaginaros el trabajo de dibujar gráficos en esas condiciones y sin ninguna ayuda más que el buen juicio y la genialidad.

En 1935, y tras haber comprobado meticulosamente su teoría y descubrir emocionado que se confirmaba al aplicarla, remitió a Charles J. Collins, fundador de un boletín financiero de Detroit, el estudio "El principio de la onda". Collins le desafió, al igual que a muchos otros teóricos bursátiles de la época, a que hiciera pronósticos sobre los índices Dow. Asombrado por la exactitud de los pronósticos de Elliott, Collins le propuso en 1938, una vez se trasladó a Brooklyn para estar más cerca del distrito financiero, realizar regularmente unas cartas interpretativas, con las que adquirió gran notoriedad. También le animó a realizar para la revista Financial World una serie de 15 artículos que supusieron su consagración como una de las figuras más influyentes en el mundo bursátil de la época. 

En 1946 Elliott publicó su obra maestra, "La ley de la Naturaleza, el secreto del Universo", donde condensó todo su conocimiento sobre el principio de la onda. Elliott murió dos años después al no poder superar su enfermedad. En 1978 se publicó la obra que actualizó y desarrolló la teoría de la onda tal y como la conocemos hoy en día, "Principio de las ondas de Elliott", de AJ Frost y Robert Prechter.

Concepto

La teoría de Elliott establece un sistema de seguimiento de los mercados, partiendo de las premisas establecidas por la teoría de Dow y las series de Fibonacci,  basado en la premisa de que los movimientos de los precios son de dos tipos:
-Movimientos impulsivos: también conocidos como impulsos o cincos, se dan en el sentido de la tendencia principal. Se componen de 5 ondas, numeradas del 1 al 5. Las ondas o tramos impares, 1, 3 y 5, son impulsivas, mientras que las 2 y 4 son correctoras, en el sentido contrario a la tendencia principal.


-Movimientos correctivos: también conocidos como treses, se mueven en el sentido contrario de la tendencia principal, y se componen de tres ondas o tramos, denominados a, b y c. Las ondas a y c se mueven en sentido de la tendencia en la que se encuentran, correctiva de la principal, mientas que la onda b está en el sentido de esta última.


Un aspecto clave de las ondas de Elliott es su dimensión fractal. Se denomina fractal a una estructura en la que cada elemento más pequeño es una réplica a escala del mayor. De esta manera podemos ir encontrado la misma estructura de ondas si vamos descendiendo o ascendiendo en la secuencia. Es como la estructura de un árbol, el tronco se divide en ramas, las ramas en ramas más pequeñas, hasta llegar a las hojas, que tienen la misma estructura. De ello se deduce que podemos cncontrarnos con que una onda 1 se descompone a su vez en 5 ondas impulsivas y tres correctivas más pequeñas, y así sucesivamente.


Evidentemente, todo lo anterior tiene como límite la disponibilidad de datos históricos, y hay que recordar que la teoría de Elliott se basa en el comportamiento de las masas. Sabemos que el comportamiento de un individuo aislado es impredecible, pero el de una masa de individuos se puede intentar predecir con ciertas garantías. Es por ello que esta teoría solo es aplicable en principio a activos con mucha liquidez y que no sean fácilmente manipulables (¿¿Forex, índices??). Elliott, en base a los datos que disponía en su momento, distinguió diferentes grados dentro de la estructura fractal de los precios: gran superciclo, superciclo, ciclo primario, intermedio, menor, base minutos y otros mas pequeños.

Principios

La teoría de Elliott, a la hora de aplicarse sobre el gráfico de un activo, se basa en tres aspectos básicos:
-Proporción: determina los objetivos de precio y los puntos de retroceso.
-Tiempo: determina cuando se han de alcanzar los objetivos y puntos de retroceso.
-Figura: se refiere al propio estudio de las ondas en el gráfico.

Como consecuencia de lo anterior y según el autor, tenemos tres reglas:
-La onda 2 no puede retroceder por debajo de la onda 1
-La onda 3 nunca será la más corta de las ondas impares, es decir, nunca será mas pequeña que la 1 y la 5.
-La onda 4 no puede entrar en el terreno de la onda 1.

Para facilitarnos la delimitación  y localización de las ondas en los gráficos, nos podemos ayudar con las siguientes directrices:
-Porcentaje de los retrocesos: es usual que las correciones finalicen alrededor del 38% y el 62% de la onda anterior.
-Extensión de onda: también es muy frecuente que las correciones finalicen en el rango de la onda anterior.
-Equivalencia de ondas: a la hora de equiparar las distintas ondas, es necesario que hayan recorrido un mínimo del 38% del tramo de alguna de ellas.
-Alternancia: las ondas 2 y 3 han de ser lo más distintas posibles, al igual que las a y b.
-Líneas de tendencia: es de gran utilidad el trazado de líneas dentro de las figuras que forman las distintas ondas.



Como podéis apreciar, la teoría de las ondas de Elliott mezcla, aparte obviamente del análisis chartista puro y duro, aspectos de la la teoría de Dow y los niveles de Fibonacci, aquí os dejo las entradas correspondientes del blog:




En la siguiente entrada estudiaremos en detalle las extensiones y correciones, aparte de otros aspectos importantes del portentoso trabajo de Ralph Nelson Elliott.


4 comentarios:

  1. Y cuál es tu experiencia con las ondas de Elliot? Las utilizas normalmente?

    Por mi parte, no las utilizo para decidir operaciones. Los recuentos la mayoría de veces son subjetivos y hasta que no se termina un ciclo es complicado identificar todas las ondas. Pero...dicho esto es verdad que muchas veces intento contarlas en los gráficos,a ver que sale. Sólo para ver, nunca para operar.

    Un saludo
    Duk2
    http://estrategiastrading.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para operar intradia o swing trading no las uso, como bien dices hay bastante subjetividad a la hora de identificar las ondas, no le veo ideal para mi manera de operar en esos timeframes.

      En cambio, para inversiones a más largo plazo via fondos de inversión o ETFs si los tengo en consideración, aunque reconozco que suelo guiarme por información de especialistas. Me parece la mejor manera de aprovechar su potencial, siempre asumiendo que no soy un especialista en la materia.

      Un saludo y gracias por comentar

      Eliminar
  2. Excepcional entrada como siempre Manuel. Una pregunta, a que te refieres con lo de los indices Dow, había varios antes? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habia varios antes y ahora, Dow Jones es una compañia que entre otros ho y en día ofrece el Dow de industriales, el más conocido, el de transportes y el de servicios, aparte del promedio de estos últimos. Henry Dow, uno de los fundadores de la empresa y autor de la teoría de Dow, de hecho utilizó mucho el de ferrocarriles en su época, ya que las compañías pertenecientes a este sector por aquel entonces eran muy importantes.

      Un saludo

      Eliminar