lunes, 7 de marzo de 2016

Consejos de trading VII

Leí hace unos días un interesante artículo sobre la actualidad de los mercados, y me llamó la atención cuando el autor dijo que, debido a la situación actual tan turbulenta y volátil. había muchos inversores pillados tanto en cortos como en largos. Momentos como los que estamos viviendo estas semanas son los que ponen a prueba los sistemas de trading, la psicología de cada inversor y el capital individual. Para intentar ayudar en la medida de mis posibilidades, traigo al blog una nueva entrega sobre la serie dedicada a consejos de trading.


El que mucho abarca poco aprieta

Con la llegada hace unos años de los brokers online, los productos derivados, el apalancamiento y las mínimas exigencias de capital en las cuentas, el trader tiene a su disposición miles de activos disponibles. Digo miles porque son realmente miles, todos los cruces de divisas, las acciones de compañías de casi cualquier país, las materias primas mas inverosímiles, los índices mas exóticos... Todos ellos conforman una tentación golosa que, gracias a que podemos realizar operativas con muy poco capital, nos puede inducir a invertir en activos que no conocemos mas allá de cinco minutos de revisar un gráfico. 


Creemos que diversificamos si nos hacemos una cartera con derivados de cuatro índices, tres materias primas y cinco divisas, cuando realmente lo que estamos haciendo es multiplicar el riesgo al no tener conocimientos para leer cada mercado en concreto. Si ya es difícil estar al día de todo lo que puede mover un cruce de divisas, como vamos a poder seguir simultáneamente un futuro del petroleo, otros tres cruces, un índice asiático y dos acciones de empresas que ni conocemos? Centraros en dos, tres activos a lo sumo, no os volváis locos con las plataformas de los brokers que a veces parecen un casino (opciones binarias, trading en domingo...), estudiad minuciosamente qué es lo que mueve cada activo concreto y analizad los gráficos. Desarrollad vuestro sistema de trading de manera equilibrada y recordad que en los casinos los ludópatas tienen barra libre de bebidas. 

Las vacaciones son para descansar

Si hacéis trading a corto-medio plazo, procurad cerrar posiciones unos días antes de vuestros días de asueto. Que la codicia no os lleve a estropear unos días destinados a relajaros y distraeros por culpa de una operativa que se enreda y que nos hace tener que estar mirando el móvil cada hora a ver que tal va la cosa. El trading requiere dedicación, estando fuera de casa es todavía más fácil caer en la tentación de vengarse del mercado y que nuestros demonios nos amarguen un período de tiempo que debería ser agradable.


Desconectad de los mercados, vuestra mente va a descansar, os despejáis y a la vuelta os encontraréis relajados y con perspectiva. No merece la pena estar unos días en la playa y gastar la conexión de datos del móvil mirando las cotizaciones cada media hora, amargados en lugar de estar disfrutando del mar. O parecer el friki del hotel con el portátil, peleando por una cobertura wifi lowcost y no relajándonos con el entorno. Pero sobre todo, hacedlo por respeto a la persona que os acompañe, a nadie le gusta tener al lado a alguien que no le presta la debida atención y que tiene cara de enfermo cada vez que mira el móvil, es desagradable a mas no poder. 

La pérdida es un coste del negocio

Pensad con perspectiva, nadie tiene un sistema de trading que garantice el 100% de éxito, por lo tanto todos los traders en algún momento tienen que asumir pérdidas. La clave es que estas pérdidas no sean devastadoras para nuestra cuenta, que nos permitan seguir vivos para el día siguiente, y que no nos hagan incumplir las reglas de nuestro sistema de trading. Tenéis que asumir que una pérdida es una operativa mas de otras cientos que vendrán, si tenéis un sistema de trading trabajado y sois fieles a él, lo único que tenéis que hacer es pensar que un trade perdedor es un coste mas de vuestro negocio de trading. Pensad que una pérdida es como un producto que sale defectuoso de una cadena de montaje, se cuenta con ello y no desestabiliza la producción de la factoría. Si lo hiciera, seguramente habría que reunir al personal y examinar detalladamente los procedimientos. 


No os asustéis por encadenar una racha de pérdidas, solo procurad que el tamaño de posición os salvaguarde vuestra cuenta. No hay mayor riesgo para el trader que operar con demasiado capital en proporción al total de la cuenta, ahí si que nos va a matar una racha perdedora. Al que os pregunte airado como vas a ganar dinero con operaciones pequeñas, decirle que, o bien capitalice su cuenta de trading para hacerla mas grande, o que vaya al casino, ahí por lo menos le invitarán a alguna copa.

Que no os vendan la moto

Pululan por las redes sociales y webs todo tipo de vendeburras, gurús de tres al cuarto y supuestos trader de éxito, que renunciando a una vida de lujo y placeres terrenales, se prestan a cambio de unos modestos honorarios a vendernos el secreto del trading, la gallina de los huevos de oro. Vamos a ver, el secreto del trading ya os lo digo yo, y gratis. No existe.

Solo hay trabajo, humildad, muchas horas de estudio, montañas de libros, perseverancia, disciplina espartana y cero ego. En mi perfil de twitter me harto de ver supuestos Jedis del trading que en realidad de lo que intentan vivir es de vender libros, copiados de los clásicos como no, de cursos mas repetidos que el 1 y el 0 en código binario, y de la publicidad de brokers malteses en sus webs. Personas sin ninguna titulación académica ni experiencia profesional demostrable que, colgando vídeos en Youtube de sus supuestas operativas exitosas, amablemente redirigen a sus productos salvavidas con grandes facilidades de pago. 


Hace poco mantuve una discusión con un personaje de twitter que vendía cursos de "trading social" de una semana en un hotel de una exótica playa caribeña, el timo mas viejo de la industria del trading. Vamos, el entorno perfecto para no distraerte. El precio era de varios miles de euros y ante el cachondeo que me provocaban sus respuestas, decidió bloquearme, un tío con argumentos sin duda. A ver, si disponéis de miles de euros para formación, invertirlos en centros de formación oficiales y reconocidos, que los hay. Sed exigentes e investigad sobre el producto y su vendedor, y sobre todo, no esperéis que formaros sea fácil o que no requiera horas de hincar los codos. El trading es complcado, es una profesión técnica compleja, y no existen los atajos. Con solo no malgastar vuestro tiempo y dinero con vendeburras, tenéis una ventaja sobre los demás. 

5 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes en los consejos de esta entrada, sobre todo el de las vacaciones estresadas. Lo he sufrido en mis carnes y es exactamente lo que dices, no merece la pena, hay que desconectar de vez en cuando y dejar el trading a un lado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A todos nos pasa al principio Mario, nos envalentonamos y no podemos parar de operar incluso en los dias que no deberíamos. El trading es una profesión intelectualmente dura, es necesario que de vez en cuando nos tomemos unos días de descanso, y a diario procuremos realizar alguna actividad física que nos despeje. Si acumulamos stress y tensión vamos a rendir menos y a cometer mas fallos, es lo natural.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Tú lo has dicho, intelectualmente dura. Cada vez que voy profundizando y estudiando mas sobre trading, me doy cuenta de que es una locura meterte a invertir sin una base muy sólida detrás como hacen muchos, incluido yo al principio. Y encima tienes que estar atento a los vendedores de humo que te ofrecen recetas mágicas en forma de cursos, libros y demás chorradas.

      Saludos crack

      Eliminar
  2. Muchas gracias por los consejos que das Manuel. De verdad que para los que empezamos es un riesgo la fauna que intenta vender cursos y demás historias que no merecen la pena, para aprovecharse de la ignorancia y la ilusión claro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué. El otro dia me bloqueó en twitter un vendehumos de esos porque le empecé a rebatir sus contrasentidos, lo único que buscan es el dinero de ingenuos. Y lo mas triste es que no es tan difícil asegurarse de los antecedentes de un presunto formanador o de la utilidad real de un curso, falta interés en mucha gente y sobran ganas de éxito rápido.

      Saludos

      Eliminar