martes, 9 de agosto de 2016

Cómo empezar en el trading III

Con esta nueva entrada finalizaré, de momento, la serie del blog dedicada a los arduos comienzos en el trading. En ella os daré nuevos consejos para intentar ayudaros si os planteáis iniciar vuestro camino en este mundillo, para que podáis desarrollar sentido crítico y podáis sopesar si estáis tomando la decisión adecuada. Porque no pasa nada si descubrís que al final esto no es para vosotros, hay muchas opciones aparte para ganarse la vida, y lo ideal sería que el proceso lo llevarais a cabo sin diluir vuestro patrimonio en el camino.

El objetivo es preservar

Como lo oís. Cuando ingreséis dinero en vuestra cuenta de trading, vuestro sistema os dé una señal de entrada y pulséis el botón para lanzar la orden pertinente a vuestro broker, el objetivo primordial es preservar vuestro capital. Para operar se necesita capital, por lo tanto sin capital no se puede operar, estáis muertos. En estas entradas del blog podéis ilustraros sobre el efecto demoledor de una mala gestión de capital, prestad especial atención a la tabla sobre los porcentajes a recuperar desde una pérdida previa:




La gestión del riesgo es fundamental para cualquier trader, no me refiero ya solamente a poner stoploss ni a operar con un tamaño de posición adecuado. Hay que reducir el riesgo de ruina todo lo posible, es decir, procurar que una serie de pérdidas consecutivas no sea capaz de descapitalizaros. Quien vaya a operar con productos derivados debe tener como primera premisa el dominar el concepto del apalancamiento, saber con exactitud cual es su exposición real a contado, y evitar a toda costa un margin call. 


Ya lo he comentado anteriormente, si buscáis haceros millonarios de un día para otro mejor iros al casino, la avaricia desmedida hará que os fundáis una cuenta tras otra al exponer demasiado en cada trade buscando ganancias imposibles. El trading no es un sprint, es un marathon. Una prueba de larga distancia en la que cada pequeña ganancia es una zancada mas en la dirección adecuada, en la que os descalifican si buscáis atajos que no existen, en la que solamente con duro entrenamiento, disciplina y perseverancia, lograréis llegar a vuestra meta. 

Sed humildes

Stay humble. Matad vuestro ego. En el trading nunca vais a saberlo todo, es un proceso continuo de aprendizaje que tiene como objetivo la consistencia. Dicha consistencia no ha de dar lugar a la soberbia, a creerse el mejor trader del mundo, a relajarse en la búsqueda de conocimiento. Si ante una racha positiva, nos envalentonamos y aumentamos tamaño de posición, o entramos al mercado por instinto convencidos de que somos buenísimos y que no os puede ir mal, inexorablemente nos aguardan pérdidas cuantiosas. Valorad cada stoploss que salta como un mecanismo de un buen sistema de trading que os permite seguir operando. Valorad cada ganancia simplemente como el producto finalizado de vuestro negocio de trading, ni mas ni menos. Cero ego.


Sed humildes para estar siempre alerta ante los cambios de mercado, no os apoltronéis después de una racha ganadora, no os creáis mas listos ni mas avezados que nadie. Alejaros del ruido, trabajar dentro de vuestro círculo con disciplina, aprended algo nuevo cada día. Desconfiad del que se os acerque con un halo de divinidad chulesca en forma de gurú o de coach salvavidas. Confiad en el conocimiento que os ofrecen los libros, en el trabajo de los autores clásicos, en la gente humilde que podáis conocer a través de redes sociales e internet, desarrollad un instinto para reconocerlos y aprended de ellos. 

Estar fuera del mercado es una posición

Tenéis que evitar a toda costa el ansia de operar, que el aburrimiento no sea un motivo para que lancéis una orden al mercado. Recordad que los brokers viven de las comisiones, y que van a buscar incitaros a que operéis en modo casino mediante técnicas de marketing muy elaboradas. Algo lícito por supuesto, como también lo es el que esteís sin operar el tiempo que estiméis conveniente. Tenéis que ser un mal cliente de vuestro broker. Un mal cliente en el sentido de que operéis poco y bien. 

Os puedo contar una experiencia que tuve hace tiempo con un broker de cuyo nombre no quiero acordarme, pero que, tras ver que mi operativa no era intradía rabiosa, me empezó a bombardear con cursos, seminarios, pdfs... con la intención de que conociera las bondades de realizar decenas de operativas diarias. Que me achuchaba para que dejara de probar sistemas en la cuenta demo y que me aventurará al matadero previo paso por caja. Que me llamaba un día si y otro también para que capitalizara mas la cuenta porque "así no iba a ganarme la vida con el trading". Como os podéis imaginar, al poco tiempo dejó de ser mi broker.


Estar en la barrera protege vuestra cuenta, os permite observar el mercado con calma, seleccionar eficientemente cuando lanzar una orden, tener la cabeza fría y pensar con claridad. Hay un dicho en el trading que dice que la mayoría de los traders podrían incrementar drásticamente sus resultados con el simple hecho de saber sentarse sobre sus manos para no operar cuando no deban. Recordad que el mercado tiene fases, que los sistemas de trading pueden funcionar bien en unas y mal en otras, que nunca vais a poder arrancar constantemente beneficios a cada trade y que habrá momentos en que lo mas prudente será estar fuera de mercado. Y no os aburráis mientras tanto, hay muchas cosas que hacer, el trading no es solamente pulsar la tecla para mandar órdenes, hay que analizar charts, informarse a diario de la actualidad de los mercados, leer para aprender y repasar conceptos, relacionarse con gente que os pueda aportar... 

Dedicaros tiempo

No os convirtáis con el paso del tiempo en unos frikis del trading, esos que están 14 horas pegados a las pantallas, que no tienen vida fuera de su plataforma de trading, no hace falta. Esto no es una ecuación horas delante de las pantallas = beneficios. Obviamente hay que dedicarle tiempo, hay que analizar constantemente el contexto del mercado, tener una rutina de trabajo, pero meteros en la cabeza que  si operáis intradía, probablemente con un par de operativas tengáis la jornada finiquitada. Y si operáis a mas largo plazo, después de lanzar la orden al broker, permanecer delante del ordenador siguiendo el precio con ansiedad a lo único que os va a conducir es a meter la pata bien moviendo stoploss en contra o bien recogiendo beneficios antes de tiempo. Aprender a localizar niveles clave en los gráficos, a colocar órdenes latentes para esperar al precio, a ser pacientes y no ansiosos. Dedicarle tiempo al estudio y al análisis, no hagáis de vuestra plataforma de trading un videojuego.  El trading tiene como uno de sus mayores atractivos la libertad y el tiempo libre que pone a nuestra disposición. No caigáis en la trampa de los brokers-casino convirtiéndoos en ludópatas, disfrutad de las cosas que otros trabajos no os van a permitir. 


Yo, en mi caso particular, soy muy aficionado al deporte, práctico casi todos los días alguna actividad y ello, aparte de mejorar mi estado físico, me permite apartar el stress y la ansiedad. Son muy conocidos los beneficios del ejercicio para nuestra psique, nos permite relajarnos y desahogarnos de nuestras preocupaciones y agobios, nos resetea. Conozco mucha gente que empezó a hacer deporte por esta recomendación y no paran de recoger beneficios, levantaros del sillón y cuidad vuestro cuerpo, vuestro hardware.

Disfrutad de la compañía de la gente de vuestro círculo, los fines de semana procurad despejaros y no pensar en una operativa traicionera que de momento está en pérdidas, no merece la pena. No os vayáis de vacaciones con posiciones abiertas, si van mal la persona que esté a vuestro lado no se merece aguantar a un maníaco-depresivo que mira constantemente el móvil con cara de amargado. Y si va bien, no nos hacemos ningún favor estando de subidón mientras hacemos el ridículo. 

4 comentarios:

  1. Entrada muy buena Manuel, ojalá antes de empezar tuviéramos en mente todo lo que estas comentando, nos evitaríamos muchos errores y disgustos.

    Me parece muy importante lo que comentas sobre stay humble, ser humilde es fundamental no solo para el trading. Al final dependemos de nuestras emociones en gran medida, tanto para lo bueno como para lo malo, y la humildad es una buena manera de no envalentonarnos sin razón.

    Gracias por los consejos crack

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, la humildad es una virtud, muchas veces infravalorada. En una profesión con tanta carga psicológica como el trading, el ego y el orgullo nos pueden jugar malas pasadas. Hay que tomar las ganancias como lo que son, simples trades con resuultado positivo, no creernos mas que nadie y no arriesgar mas dinero en la próxima, todo ha de estar sistematizado.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Manuel,

    Antes de nada, enhorabuena por el blog. Es mi primera intervención a pesar de llevar meses siguiéndote, y quiero aprovechar para darte las gracias por tu voluntad de enseñar sin pedir nada a cambio (al contrario que en otros blogs). Esto es sin duda, junto a tus conocimientos, la parte diferencial de tu blog.

    Dicho esto, te lanzo una pregunta: si un pequeño inversor espera tener una rentabilidad en un fondo de inversión de 0-10% (por fijar un dato), ¿qué rentabilidad anual puede esperarse de un trader experimentado al que le va bien o muy bien? Es simple curiosidad.

    Un saludo, y de nuevo felicidades.

    Antonio Salmerón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, bienvenido al blog.

      Muchas gracias por reconocer mi trabajo y el espíritu del blog, me consta como dices que otros son un mercadillo, de verdad que yo solo pretende enseñar lo poco que sé y aprender en el proceso de los expertos.

      Respecto a tu pregunta, en mi opinión no hay una respuesta concreta, depende de muchos factores. El timeframe que se use, el producto con el que se opere, el apalancamiento que usemos, el propio contexto de mercado en el momento determinado...

      Pero puestos a darte una cifra aproximada, una rentabilidad del 30-50% es alcanzable con relativa facilidad, pero si partimos de una formación y una experiencia de varios años, un sistema de trading y un producto perfectamente adaptados a nuestra psique y una dedicación full time. He visto rentabilidades muy superiores, alucinantes, pero tambien cuentas arruinadas, desgraciadamente en mayor medida.

      Otro aspecto a considerar aparte de la rentabilidad es el tamaño de posición, con una cuenta de 500 € por muy bien que se nos dé no podremos vivir del trading, aunque yo recomendaria siempre empezar con muy poco dinero.

      Espero haberte ayudado, cualquier duda que tengas ya sabes.

      Saludos

      Eliminar