martes, 11 de octubre de 2016

Consejos de trading IX

Consejos de trading es una de las series de artículos más extensas del blog, concretamente con esta serán ya nueve las ocasiones en las que he intentado aportar conocimientos, experiencias propias y ajenas y sugerencias sobre el trading. Si por algo me apasionan los mercados financieros es por la necesidad constante de aprender, leer, escuchar, formarse e ir incorporando nuevos elementos a nuestro plan de trading, y a pesar de eso, ser consciente de que cada vez nos queda más por aprender. Intentando aportar mi granito de arena, os recomiendo repasar los anteriores artículos de la serie después de asimilar el presente.


Procurad hacer siempre lo mismo

No me entendáis mal, los mercados son cambiantes y debido a ello debemos estar muy atentos para intentar adaptar nuestro sistema de trading a las circunstancias actuales. Recordad que anteriormente ya expuse la necesidad de que plantearais vuestro trading como una factoría, una línea de producción que solo habría que retocar o modificar tras verificar que los parámetros y el "contexto" del mercado habían cambiado. En una factoría todo está programado, todo se hace igual día tras día, para ello se ha probado anteriormente la línea de producción meticulosamente y se han hecho producciones de prueba para ver la calidad de los productos y la eficiencia en todos los niveles.

En vuestra actividad como trader haced lo mismo. Tras haberos trabajado un sistema de trading que se adapte a vosotros, esperad hasta que genere señales para operar. Con vuestra gestión del riesgo tened siempre delimitada la pérdida máxima asumible por operativa y por mes, no variéis por avaricia, ira o deseos de venganza. Una vez que habéis elegido los mercados y productos con los que invertir, centraros en dominarlos, en conocerlos al dedillo, en especializaros. No cambiéis por una publicidad alentadora ni por lo que leáis en redes sociales de fuentes, cuando menos, poco contrastadas.


Evidentemente lo anterior no significa ser rígido e inflexible, tenéis que estar siempre abiertos a nueva información, a nuevas ideas y a nuevas perspectivas. Pero que ello no os nuble la vista, no hay nada mas agradable para un trader que, con un sistema de trading que ofrece alta probabilidad de éxito, comprobar que todos los días se enfrenta a los mercados con una estricta rutina de trabajo, una disciplina inamovible y unas pérdidas delimitadas de antemano. Para llegar a este punto se ha de pasar un extenso período de teimpo formándose, probando sistemas, indicadores, estrategias, diferentes plataformas de trading... pero el objetivo final es llegar a un rutina mecánica como aval de una consistencia en vuestros resultados. Una vez lleguéis ahí, no os distraigáis a las primeras de cambio. 

Sopesad la idea de abandonar

Sé que puede sonar desalentador, desmotivador o simplemente cruel. Pero vuelvo de nuevo a la analogía del trading como un negocio. Actuando con sentido común, si en algún momento nos planteamos iniciar una actividad profesional o empresarial, lo primero que deberíamos hacer sería elaborar un plan de negocio, con unas previsiones razonables para un período de tiempo determinado. Si llegado el final de este período los resultados no están siendo los estimados, y no hay previsiones de que vayan a cambiar en breve, lo más sensato sería cerrar el chiringuito y a otra cosa no?

Tened siempre presente que no podéis permitir que el trading sea vuestra tumba financiera, emocional o social. No podéis permitir que dilapide vuestro patrimonio, ni mucho menos que os haga endeudaros. Tampoco que os hunda como personas, destruyendo vuestra autoestima y consumiendo vuestra ilusión y positividad. Y mucho menos lleguéis al punto de encontraros con problemas en vuestras relaciones personales, desde tensiones con vuestro entorno mas cercano al aislamiento del friki de los mercados que no tiene vida aparte del trading. 


El trading es una actividad profesional más, con unos entresijos muy desconocidos por la gran mayoría de la gente. Si a ello le sumamos la imagen de las películas de Wall Street, la publicidad de los brokers casino y la propia fantasía de cada uno, es fácil entender el interés que puede ofrecer a personas que estén pensando en invertir sus ahorros o intentar un nuevo camino. Pero tenéis que ser fríos y calculadores, no dejaros arrastrar por los demonios interiores que os van a martirizar, la carga psicológica de esta profesión es descomunal. Sencillamente, la educación, nuestra psique y la sociedad en la que vivimos no nos preparan para operar en los mercados, nos van a inducir a hacer justamente lo contrario a lo que deberíamos.

Por ello considerar siempre la posibilidad de abandonar, no pasa nada. Puede que el trading no sea para vosotros, que abandonar sea el camino hacia otra actividad que se os dé maravillosamente. Pero procurad que en el proceso de daros cuenta de lo anterior no sufráis pérdidas tan cuantiosas que os amarguen toda la vida, ni os alejéis de alguna persona importante en vuestra vida. No merece la pena. 

Poneros con el inglés

Alguno dirá que tiene que ver esto con el trading? Pues mucho. Uno de los grandes errores de los novatos en el trading es su horizonte inicial limitado en cuanto a productos, información, formación y literatura. Los anglosajones prácticamente inventaron el sistema financiero actual, la industria del trading, y son potencia mundial en cuanto a conocimiento aplicado. Si repasáis el blog descubriréis historias como la de Charles Dow, que hace más de 100 años ya graficaba a mano y ofrecía señales en un boletín que años mas tarde se convertiría en una legendaria publicación. O como las de los grandes clásicos, auténticos creadores de esta profesión en sus distintas disciplinas, Murphy, Elder, Van K Tharp, Douglas, Wilder... 

La gran mayoría de la literatura sobre trading originariamente se escribe en inglés. Luego pueden o no traducirla, con el consiguiente retraso en adquirir los conocimientos que ofrezca. Las principales fuentes de información de primera mano provienen de USA o UK, son los principales centros financieros mundiales. A posteriorí, quizás tarde, podremos tener acceso a esa información, o no. En las redes sociales tres cuartos de lo mismo. A título personal mis mayores fuentes de formación e información no hablan ni una palabra del idioma de Cervantes. 

Con todo lo anterior lo que quiero decir es que os evitéis el típico proceso del inversor patrio, que comienza con un provincianismo y una estrechez de miras que puede costar muy cara. Lo típico es:
-El avispado director de nuestra sucursal bancario, a la vista de nuestros ahorros, nos propone invertir en acciones de su propia entidad, "hay que invertir en lo que se conoce hombre".
-Harto de las cornadas de los mercados, el inversor patrio comienza a invertir en mas valores aparte del de su propia entidad, "que le puede pasar a Banco xxx, que baje a xxx, no hombre?"
-Hastiado ya de las acciones, pasa a los índices, bueno al INDICE, el patrio, el que conoce, el IBEX, "hay que invertir en lo que se conoce, vas a tener información de primera mano hombre". Ya os digo que no hay índice mas manipulable, traicionero, y que corneé mas que este, prácticamente es un índice de juguete al lado de otros (DAX, Eurostoxx, SP500, DowJones...)
-Llegados a este punto nuevamente corneado, el inversor patrio cae en la cuenta de que existen muchos índices, muchas acciones y mucha información sobre mercados fuera de nuestra fronteras. Por el camino se ha fundido varias cuentas.


Tenéis que dominar el inglés, así podréis acceder en su totalidad a la literatura existente sobre el trading, a información y recursos de formación de primera calidad no disponibles en otro idioma. Podréis seguir en redes sociales a auténticos expertos, estar al día y a la última de todo lo que rodea a los mercados financieros. No estoy diciendo que en nuestro país no haya información ni recursos, simplemente que no se pueden comparar con los anglosajones, y que obviar estos últimos supone un handicap para nuestro trading que no os podáis permitir. Tampoco hay que dominar el inglés a nivel nativo, simplemente que podáis leer y entender con fluidez, a escribir y comunicaros ya aprenderéis con el tiempo prácticamente solos. 

3 comentarios:

  1. Me encanta la serie de consejos de trading, me las he leído todas y de verdad que me parecen de lo más útil que he podido encontrar.

    Creo que es un acierto lo que comentas de considerar el abandono en el trading como una posibilidad mas, muchos venimos a este mundillo con desconocimiento e imágenes no realistas, hay qeu considerarlo como una alternativa más a probar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente David, la clave es tener un plan de negocio, unas previsiones y unos objetivos marcados de antemano. Ser frío y calculador, no solo estamos poniendo en juego nuestro capital, también otros aspectos que comento en la entrada, y no todo merece la pena.

      Conozco gente que intentó prosperar en el trading, no lo consiguió y tuvo la suficiente cabeza como para dejarlo, delegar la gestión de su dinero y dedicarse a otras actividades. Desgraciadamente también conozco lo contrario, gente que ha llegado a un punto en el que directamente un proyecto de negocio (el trading), le ha llevado a la ruina no solo económica, sino personal. El objetivo es que no nos ocurra esto, sobra decirlo.

      Gracias por tus comentarios Davic

      Eliminar
    2. No puedo estar más de acuerdo contigo. El trading tiene algo que no tienen otras profesiones, ese aura fascinante que no se corresponde, a mi modesto entender, con la realidad.

      Un placer lerte

      Eliminar