domingo, 11 de diciembre de 2016

La renta fija

Siempre he defendido la diversificación a la hora de gestionar un patrimonio, entendiendo este como el total de nuestros activos, no solamente una cuenta de trading. Diversificación tanto en el tipo de activos  como en el riesgo de cada uno de ellos, dado que uno de los errores más frecuentes de la autogestión de capital es el desconocimiento de las diferentes alternativas disponibles. De muchos es conocida la operativa en renta variable (acciones), que con sus características peculiares, forma parte de muchas carteras de inversión. Pero no debemos olvidar otro tipo de instrumento financiero, la renta fija, que por su seguridad y baja volatilidad, debería formar parte de la cartera de cualquier inversor.


Concepto

La renta fija consiste en aquel activo en el que un emisor se compromete a realizar pagos en una cantidad y vencimiento preestablecidos a unos prestamistas. Los emisores de renta fija suelen ser estados, entidades locales o empresas privadas y los obligacionistas pueden ser personas físicas u otras entidades.

Estamos por tanto frente a unas emisiones de deuda, una especie de préstamo bancario hacia el emisor por parte de los compradores de dichos títulos o bonos. Al igual que en la financiación bancaria, en muchas ocasiones se conoce de antemano la rentabilidad que se va a obtener aparte de la devolución del capital, todo ello avalado por la solvencia del emisor, en teoría con gran capacidad económica.


Elementos

Debemos por tanto distinguir varios elementos a la hora de estudiar los activos de renta fija:
-Emisor: es la entidad pública o privada que solicita un préstamo emitiendo deuda, a cambio como hemos dicho anteriormente de unos intereses y la devolución del capital aportado. Las distintas emisiones de deuda tanto pública como privada son graduadas en una escala de solvencia, obviamente a mayor capacidad financiera del emisor mayor seguridad tendremos de que se nos pagara el principal y el interés adicional. A todos os sonarán las agencias de calificación de riesgo como Fitch, Moody's y Standard & Poors, que tienen como objetivo determinar la solvencia y seguridad de todo tipo de emisiones de deuda.
-Cupón: es el rendimiento que se va a obtener por otorgar el préstamo al emisor, el tipo de interés con el que recompensa el comprar la deuda emitida por este. Este cupón o tasa de interés contractual se suele pagar de forma periódica aunque existen emisiones de deuda que no pagan cupón de interés, los llamados bonos cupón cero. Ejemplos de esta variante son las letras del tesoro y los pagarés de empresas donde el rendimiento se genera por la diferencia entre el precio de adquisición y el precio de amortización del título. También es posible que los intereses estén vinculados a la evolución de un activo de referencia, como un índice  o indicador económico.
-Principal o nominal: es la cantidad consignada en el título de representación del importe que el emisor admite haber recibido, y representa la cantidad a devolver en el momento del vencimiento.
-Vencimiento: es la fecha en la que se ha de devolver el nominal más los intereses que correspondan al obligacionista o prestamista. Como referencia, en España la deuda pública se clasifica con vencimientos a corto plazo, inferiores a un año, denominados Letras del Tesoro, siendo denominadas las de medio y largo plazo bonos y las obligaciones del Estado respectivamente.



Operativa

La razón principal para que un emisor, tanto público como privado, emita deuda, es la necesidad de financiación. Normalmente emitir deuda va a ser un alternativa más económica que la financiación bancaria. Una empresa que necesite financiar proyectos nuevos o dotarse de liquidez ante determinadas circunstancias, puede acudir por tanto a su banco a pedir un préstamo, ampliar capital, o bien emitir deuda, los denominados pagarés, si le resulta más conveniente.

El método para adquirir renta fija depende de varios factores, como el emisor o el momento en el que se pretenda realizar. Si queremos adquirir un activo de renta fija en el momento de emisión lo haremos a través de nuestra entidad financiera, en el mercado primario, de acuerdo a lo que establezca el folleto informativo. Otra manera de adquirir activos de renta fija es, a posteriori, en los diferentes mercados secundarios a través de intermediarios financieros:

-Mercado de deuda pública: aquí se negocian Letras del Tesoro, los bonos, y las obligaciones del Estado.
-Bolsas nacionales: aparte de adquirir deuda pública anotada, en ellas se negocian  emisiones de renta fija privada y deuda de otros organismos públicos.
-AIAF (Asociación de Intermediarios en Activos Financieros) las cédulas hipotecarias, pagarés de empresas y varios tipos de bonos y obligaciones emitidos por entidades financieras y no financieras, públicas o privada y participaciones preferentes se negocian aquí.
-Los bonos emitidos por empresas o estados foráneos cotizan en sus propios mercados oficiales locales, así como en los mercados de grandes operadores institucionales. 

Una forma indirecta de diversificar nuestra cartera con renta fija es hacerlo a través de la contratación de fondos de inversión especializados. Nos ahorramos el trabajo de seleccionar, comprar, vender o monitorizar nuestra inversión, en mi opinión a mi me parece el método ideal para el pequeño inversor que, en la mayoría de las ocasiones, no cuenta con un asesoramiento profesional.


Riesgos

La renta fija obviamente presenta menores riesgos que la renta variable, pero ni mucho menos esta exenta de ellos. Si bien manteniendo la inversión hasta el vencimiento es difícil que podamos tener problemas sin el emisor tiene una solvencia reputada, siempre nos podemos encontrar ante los siguientes riesgos:

-Riesgo de mercado: es la posibilidad de que los valores coticen por debajo del precio que pagamos por ellos. Debido a diversos factores como la evolución de los tipos de interés, de los cambios en el contexto de mercado y las circunstancias macroeconómicas, es posible que nuestros valores de renta fija coticen a menor precio del que pagamos por ello. En el entorno actual de tipos, como sabréis hay rentabilidades negativas en algunas emisiones de deuda pública, es decir, algunos países te cobran por prestarles dinero.😧😧😧
-Riesgo de crédito: básicamente se trata del riesgo de impago por parte del emisor, ya sea del nominal o de los intereses.
Riesgo de liquidez: al igual que en el mercado de acciones, puede que llegado el momento en el que intentemos vender nuestro activo de renta fija en el mercado correspondiente, no obtengamos contrapartida y nadie nos lo compre.

Una ventaja de la renta fija frente a las acciones es que en el primer caso, si nos referimos a deuda corporativa, nos convertimos en acreedores, mientras que en el segundo somos, como es lógico, accionistas. Esta diferencia, llegado el caso de que la sociedad se vea envuelta en un proceso de liquidación, es muy importante debido al hecho de que el acreedor de una empresa tiene preferencia sobre el accionista.

2 comentarios:

  1. Gran entrada Manuel, unas de las cosas que más me gusta de tu blog es que no te centras exclusivamente en el trading intradía puro y duro, sino que abarcas mucho más.

    En cuanto al contenido de la entrada, estoy muy de acuerdo en la recomendación de los fondos de inversión. Un inversor particular ni sabe ni normalmente tiene suficiente capital para que le merezca la pena monitorizar y estar encima del extenso mercado de renta fija. Con los fondos basta con seleccionar uno bueno y a dejarlo trabajar.

    Saludos crack¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias LAE, un placer que seas un habitual del blog desde hace tanto tiempo.

      Desde el principio la idea que tenía de tradingpulsar era ser una especie de biblioteca de referencia para quien quisiera invertir su dinero operando en los mercados financieros, y esto como bien sabes abarca mucho más que el trading intradía.

      Yo a título personal no hago operativas intradiarias, es más, cada vez estoy más convencido de que el medio-largo plazo es la manera de acercarse a los mercados y sobre todo, a la consistencia.

      Saludos¡¡¡

      Eliminar