domingo, 5 de marzo de 2017

La diversificación de activos

Seguramente muchos conocéis el dicho popular que recomienda no poner todos los huevos en la misma cesta (no sea que se te caiga y se te rompan todos). Un buen consejo que, en el mundo de la inversión, cobra una gran importancia y constituye uno de los pilares a la hora de construir una cartera. Que es la diversificación, que ventajas tiene o como aplicarla son cuestiones que, como muchas otras, surgen a los inversores a medida que avanzan en su interés por la gestión de su patrimonio, y que los profesionales de la gestión de activos conocen al dedillo. En esta nueva entrada del blog os trataré de explicar aspectos sobre la diversificación de activos que vuestro sentido común,  sin duda, avalarán.


Qué es la diversificación?

Una cartera de activos de inversión es un conjunto de instrumentos financieros que un inversor posee en un momento determinado con el objetivo de obtener una rentabilidad. La diversificación de activos consiste en la ordenación y selección de dichos activos con el objetivo de maximizar dicha rentabilidad y sobre todo, reducir el riesgo.

Dicho riesgo se podría dividir en dos categorías, el sistémico o de mercado y el no sistémico. El primero de ellos no es evitable, consiste en acontecimientos que sobrepasan el ámbito financiero tales como cisnes negros de cualquier índole, inestabilidad política o eventos inesperados. Por el contrario, los riesgos no sistémicos o específicos tienen un ámbito de influencia más reducido, y mediante una correcta diversificación es posible atenuarlos y, en ciertos casos, sacar provecho de ellos. 


Cómo diversificar?

Existen varias maneras de estructurar una cartera de activos, en realidad son tantas las opciones que es difícil resumirlas en unos pocos puntos, pero esto es lo más parecido: 

-Con diferentes activos: la renta variable, la renta fija, los activos monetarios, la liquidez, bienes raíces... son opciones disponibles para componer una cartera. Dependiendo del perfil personal de cada inversor y de sus necesidades concretas se debería optar por distintas composiciones. No es lo mismo una persona de 70 años que quiera preservar un patrimonio para su retiro dorado que un joven de 30 años que pueda permitirse pasar varios ciclos económicos adaptándose a cada situación. 

-Con diferentes horizontes temporales: por ejemplo, en la renta fija es habitual adquirir activos de corto y largo plazo para compensar las diferentes oscilaciones que se puedan producir a lo largo del tiempo en cada una de las emisiones. Y por supuesto, ir comprando y vendiendo de acuerdo a los ciclos económicos antes citados. No es lo mismo comprar unos activos de renta fija a 10 años que especular con unas acciones concretas por un periodo de semanas o meses. 

-Con diferentes sectores: si una cartera de acciones se nutre de empresas de un mismo sector, no estamos descorrelacionando nuestra inversión. Un acontecimiento que afecte a un valor en concreto afectará en mayor o menor medida a todos los demás. Por ejemplo, invertir solamente en empresas biotecnológicas nos hará muy sensibles a nuevas regulaciones, nuestra cartera tendrá mucha correlación intrínseca muy importante. Si por el contrario componemos nuestra cartera de acciones con empresas de consumo, energéticas, financieras y tecnológicas, estamos descorrelacionando dentro del hecho de que todo es renta variable.

-Con diferentes zonas geográficas: es algo obvio, si toda nuestra cartera de activos se centra en un solo país o región geográfica, no estamos disminuyendo riesgo sino concentrándolo y asumiendo en demasía la posibilidad de un acontecimiento sistemático. Si por el contrario nuestros activos tienen diferentes procedencias geográficas, los acontecimientos que afecten a uno de ellos no necesariamente van a afectar al conjunto. Una opción por ejemplo es comprar acciones de compañías con una gran presencia internacional, de este modo dentro del propio activo tendremos un riesgo más repartido. 


Es fundamental, en cualquier caso, buscar activos que no estén correlacionados, que tengan un coeficiente de correlación bajo. La correlación entre dos activos oscila entre +1 y -1, siendo la primera la correlación positiva perfecta (los activos se mueven prácticamente a la par) y la segunda la correlación negativa perfecta (tienen movimientos prácticamente opuestos). Esto quiere decir que se debe evitar, en la medida de lo posible a través de un estudio histórico, que la evolución de los activos que componen nuestro portfolio sea sea paralela. Ya sea entre diferentes divisas, materias primas o acciones, lo ideal es que cada activo tenga un comportamiento lo más diferente posible de su par, para que así podamos compensar la pérdida de uno con la ganancia de otro. 

Ventajas e inconvenientes

En nuestro país hace relativamente poco tiempo hemos sufrido una crisis del mercado inmobiliario en toda regla, con muchas personas atrapadas sin liquidez en inmuebles que eran imposibles de vender, o que simplemente no acaban de construirse. Ha sido muy común invertir en inmuebles la totalidad del patrimonio o incluso endeudarse para ello sin ningún miramiento, con las consecuencias que todos conocemos. Perfecto ejemplo de poner todos los huevos en la misma cesta, o mejor dicho, en el mismo ladrillo. 

Una correcta diversificación de activos constituye la mejor defensa contra los riesgos que siempre asumimos al invertir, independientemente del activo en el que lo hagamos. No existe riesgo cero, es algo que se debe de tener muy claro. Incluso si invertimos en depósitos bancarios lo ideal es hacerlo en varias entidades, porque todos sabemos ya, algunos de primera mano, que ninguna entidad está libre de caer y llevarse consigo nuestros ahorros. 


Hoy en día, por ejemplo, tenemos a nuestro alcance muchos instrumentos financieros que nos permiten invertir en el sector inmobiliario con poco capital (Socimis). También disponemos de un amplio abanico de fondos de inversión globales y de gestión activa, en los cuales el gestor se encarga de seleccionar por nosotros sectores, títulos, duraciones y zonas con un criterio profesional. Todo ello va a redundar en una menor volatilidad de nuestro patrimonio, yo sin duda recomiendo esta última opción para el inversor minorista que no tiene ni tiempo, ni formación ni ganas como para dedicarse a construir un portfolio tras analizar los miles de activos disponibles. 

Como principal desventaja de la diversificación se podría citar la pérdida de rentabilidad respecto a una inversión monotemática en el valor ideal, pero esto último es algo tan imprevisible que, en mi modesta opinión, no debería ser jamás considerada por un inversor minorista. Cuantas cuentas se han dilapidado en apuestas por un solo valor, los autodenominados "pillados" en realidad son personas que no se han tomado la molestia de formarse adecuadamente y que han obviado el valor de la diversificación. Lo he repetido cientos de veces a lo largo de estos años, el primer objetivo a la hora de invertir debe ser la conservación del patrimonio, lo demás es añadido. 


4 comentarios:

  1. Muy buen artículo Manuel. Fundamental lo que expones en la última frase: "El primer objetivo a la hora de invertir debe ser la conservación del patrimonio, lo demás es añadido"

    Yo la completaría con esta otra, que en realidad tiene el mismo significado: "Cuida de tus pérdidas, porque tus ganancias ya se cuidan ellas solas". No recuerdo donde la leí pero me parece magistral.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias

      Pues muy fan de la frase que traes a colación. Sin duda uno de los errores mas comunes a la hora de invertir es perder la perspectiva sobre la gestión de capital.

      En vez de proteger la cuenta a toda costa, algunos se obcecan con perseguir objetivos de rentabilidad utópicos, que desgraciadamente acaban de la peor manera posible.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Entrada muy clara y explicativa, gran trabajo Manuel. Ciertamente la diversificación pienso que se puede aplicar tanto al trading como a las inversiones en general, es algo tan sencillo y recomendable que parece increíble que muchas veces no la tengamos en cuenta.

    Se te echaba de menos estas semanas, espero que te vaya todo bien crack.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mario

      He estado muy liado por temas de trabajo y personales, pero todo bien, gracias por echarme de menos :)

      Abrazox

      Eliminar