domingo, 5 de noviembre de 2017

El vendehumos II

Los que me seguís en redes sociales ya conocéis el especial énfasis que hago en la importancia de la formación y el autoconocimiento personal a la hora de afrontar con las mínimas garantías nuestras operativas. Y también sabéis de la constante denuncia que hago de la camada de sinvergüenzas que intentan vivir del trading pero no operando, sino vendiendo cursos, señales, libros...  sin tener detrás una trayectoria demostrable como inversor, un currículum profesional, una formación acreditada o, que menos, un track record auditado. En esta nueva entrada del blog proseguimos la serie que desvela las artimañas y engaños que utilizan las distintas variantes del vendehumos para conseguir carne fresca que financie su estafa vital, y desvelaremos las artimañas del trader-formador con web dedicada a la captación para la secta.


Técnicas del vendehumos

Pensad por un momento en un inversor novato apesadumbrado por la complejidad de los mercados financieros, frustrado por su malos resultados y en busca de un mentor, una guía, una esperanza. Imaginaros que encuentra en las redes sociales un pérfil con esta pinta:
-Un nombre molón con alusiones por supuesto a anglicismos, promesas de ganancias y profesionalidad a tope.
-Es uña y carne con el mercado, da lecciones a todos sobre todo. 
-Un bombardeo constante de comentarios de mercado copiados de cuentas de medios conocidos.
-Peloteo edulcorado a perfiles con renombre y miles de seguidores para intentar llamar la atención y atraer adeptos. Frases como: "Buen aporte!!", "Gran comentario!!"... ya nos ponen sobre la pista.
-Consultorio sentimental con los ingenuos que le siguen o que le transmiten sus inquietudes. El vendehumos se mueve en su salsa, se te saltan las lágrimas con algunas conversaciones, emotivas y llenas de promesas esperanzadoras. Es fácil captar a alguien desesperado.
-Comenta operativas que supuestamente hace pero no hay manera de auditarlas. No publica track record verificable y los mecanismos para hacerlo le son desconocidas, a propósito por supuesto. Lo que hace es subir capturas de pantalla de las supuestas operativas con su supuesto broker. Por supuesto, al cabo del tiempo el broker en cuestión suele denunciar la trama al asegurar que no es su cliente, dejándole en evidencia y en el más espantoso de los ridículos. 
-Su web es, cuando menos, amateur, y en la misma, por supuesto, escondido en un rincocito, está el apartado de  😜Formación😉. Un cursito sobre un sistema con el que dice que él y sus adeptos se están forrando, sin poder demostrar nada claro. 


Objetivos del vendehumos

Sacarte hasta los higadillos. Los traders profesionales no necesitan hacer la pelota para captar adeptos en redes sociales, ni publicar operativas sin auditar, ni vendernos nada. Los vendehumos piensan, en su mundo imaginario, que se van a forrar con el trading sin operar, engañando a incautos e ingenuos presos de la desesperación. 

Otro anhelo del vendehumos es formar su propia secta. Cuantos más seguidores, más adeptos y acérrimos defensores a los que achuchar cuando alguien les deja en evidencia. Muchos de sus seguidores son perfiles falsos creados por él mismo, tienen muy pocos seguidores y casualmente ninguno tiene actividad antes del advenimiento del Creador. 

Estos pobres diablos saltan como un resorte defendiendo al vendehumos al ver como su ingenuidad y bisoñez es puesta en evidencia, tienen un rechazo visceral a reconocer que alguien les está engañando. Dirán que les va de maravilla (claro, por eso están buscando ayuda sin criterio), que hay mucha envidia... que el mercado les acoja en su seno.

El vendehumos es un personaje que cree haber descubierto el negocio de su vida. Una multitud de personas incautas en busca de un mentor que les solucione la vida vendiéndoles una esperanza en forma de curso, sistema de trading, señales... Un medio económico y anónimo de difusión (las redes sociales) ideal para captar adeptos sin exponer datos personales, no sea que puedan tener problemas a posteriori. Una actividad, el trading, que pone en evidencia la incultura financiera predominante y permite que personas supuestamente inteligentes confíen en alguien que no conocen y que no puede demostrar ni experiencia, ni trayectoria profesional ni formación acreditada.


La agresividad del vendehumos

Es muy fácil dejar en evidencia al vendehumos si tienes un mínimo de experiencia y conocimiento, algo que estoy seguro que este blog puede ayudar a conseguir. Estos personajes van a responder con mucha agresividad a los que les arruinamos el "negocio". Lo mínimo que te llaman es "troll", "envidioso", "pobre hombre"..., sin darse cuenta de que sus pataleos y rabietas desvelan el miedo que tienen a que les desmonten el chiringuito.

Una defensa habitual del vendehumos es alardear de que su sistema de trading le está haciendo ganar mucho dinero 😆😆😆, y que el resto de los mortales sobrevivimos en la indigencia. O acusarnos de ser unos envidiosos que no operamos en los mercados (envidia de qué me preguntaré siempre), pero a su vez no pueden demostrar que operen cuentas reales. También espolean a los acólitos de su secta particular hacia quien osa llevarles la contraria o poner en duda su perfomance. Ya sean seguidores reales o, en la mayoría de los casos, perfiles falsos, la ira que muestran estas personas intenta amedrentar y desacreditar, cuando realmente lo que único que consiguen es dar lástima y dejarse en evidencia ellos mismos.


Conclusión

Uno de los trabajos más importantes, quizás el primero que tenéis que realizar si pretendéis introduciros en el mundo de las inversiones, es desarrollar sentido crítico para saber discernir a gente válida que os pueda aportar de las morralla de vendehumos que buscan carne fresca. Pensad que en el trading se juega con el dinero y con la ilusión de la gente, una combinación muy poderosa para engañar a incautos, ingenuos y personas con pocas ganas de esforzarse.

La falta de regulación, de escrúpulos, el altavoz de las redes sociales, la incultura financiera... son el caldo de cultivo ideal para estos personajes que intentan ganarse la vida estafando a incautos. Hay gente que sabe las alineaciones de su equipo de fútbol o las prestaciones de su móvil mucho mejor que las características del activo financiero en el que se va a jugar sus ahorros, creo que el problema deriva básicamente de este hecho.

En la anterior entrada del blog de esta serie se analizan otras subespecies del vendehumos, echadle un vistazo que no está de más.


Aquí os dejo también el enlace a la entrada del blog dedicada a la formación:



2 comentarios:

  1. Muy buena entrada Manuel, haces una gran labor advirtiéndonos a todos sobre este tipo de personajes que solo buscan vivir del cuento.

    Te sigo en redes sociales y me consta que les pones en su sitio crack ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias compañero, creo que es necesario poner sobre aviso a los que empiezan sobre estos personajes.

      Sé que hay gente que es fácil de engañar per se, pero si estás empezando es fácil andar muy perdido y ser presa de los vendehumos de cualquier variante.

      Gracias por tu apoyo constante en redes sociales, se agradece de veras.

      Saludos

      Eliminar