domingo, 29 de abril de 2018

La verdad sobre el trading III

Continuamos la serie del blog dedicada a esa cuestión que tantas preguntas, desilusiones, esperanzas e intereses genera. Que está realmente detrás de un inversor exitoso? Capital, conocimientos, disciplina, experiencia, perseverancia... Son tantos aspectos los que salen a colación que, con la presente entrada del blog, espero tan solo proporcionar un atisbo de claridad a la maraña en la que nos encontramos todos los inversores, independientemente de nuestra situación particular, cuando nos enfrentamos a los mercados financieros.



Hay muchos sistemas de trading, cual elijo?

Buena pregunta verdad... En las entradas del blog tenéis descritas varias estrategias para confeccionar un sistema de trading, si bien la materia es tan extensa que posiblemente nunca acabe de escribir artículos 😆.

Ahora en serio, mi consejo es que no rasquéis únicamente la superficie y elijáis, a continuación y con premura excesiva, un sistema de trading para lanzaros como locos a operar. Uno de los mayores errores de los inversores novatos son las prisas por ponerse a lanzar órdenes al mercado y empezar a obtener beneficios, e ir "probando". Lo habitual es que la cuenta se diluya antes de poder lograr una consistencia que nunca llegará.

He insistido siempre en que el trading es muy parecido a una carrera universitaria. Conlleva varios años de estudio, que obviamente se pueden complementar con prácticas en demo o con capitales muy reducidos. El pensar que en un par de meses podemos tener un sistema que se adapte a nosotros y que genere beneficios recurrente es una utopía, promovida evidentemente por los intereses de los vendehumos y de una parte de la industria del trading.

Cualquier sistema de inversión que nos planteemos, ya sea tendencial, acción del precio, cualquier otra modalidad de análisis técnico, análisis fundamental.... tiene que ser dominado con garantías. Es vuestro trabajo escoger el que se adapte a vuestras circunstancias personales o de capitalización, para no dejaros llevar por los cantos de sirena de los personajes que he mencionado en el párrafo anterior. Que razón hay para escoger una operativa de scalping si tenemos un trabajo a jornada completa y lo que pretendemos es una rentabilidad adicional para nuestros ahorros? Y cómo le va a funcionar a una persona muy inquieta y con mucho tiempo libre un sistema de inversión a medio-largo plazo?

Tenéis que formaros con seriedad para poder desarrollar, con el tiempo, el sentido crítico necesario para tener criterio propio. Desde la base de unos conocimientos y sobre todo del sentido común, llegará el momento en el que elegir vuestro sistema sea una elección tan obvia que no os supondrá dificultad alguna.

Aquí os dejo los links con las secciones del blog que os pueden ayudar para escoger un sistema de inversión:




Esto es un engaño, no me funciona nada

Amigos, nadie dijo que esto fuera a ser fácil, ni mucho menos rápido. Acaso os pensáis que de inicio podemos competir contra un inversor institucional que tiene conocimientos, medios y experiencias que no están a nuestro alcance? Creéis que, en dos meses, desde vuestra casa con dos pantallas y haciendo un curso de vendehumos tenéis alguna posibilidad? Despertad.

Con ese planteamiento es normal que no funcione nada, porque no domináis nada. Os puede llevar fácilmente un año leer tan solo las obras clásicas y extraer el conocimiento que os ofrecen para aprovecharlo en vuestras operativas. Tras construir una base de la que obtener un mínimo criterio, y como he comentado con anterioridad, es el momento de elegir el sistema y el instrumento de inversión que vais a utilizar. Elegir no significa ponerse a operar desde el primer momento como si no hubiera un mañana. Seguir con la formación, practicar en cuentas demo, o con el mínimo tamaño de posición posible, son los siguientes pasos. El proceso descrito como deduciréis no es cuestión de meses.

Y luego es conveniente definir bien el término "funcionar". Como comenté en la anterior entrada, si estáis buscando una certeza matemática que os permita forraros mientras disfrutamos de la vida loca, os aconsejo que ni lo intentéis. El trading es trabajo, estudio y análisis constante. no es posible acomodarse, ni existe un Santo Grial, ni "métodos" de vendehumos que garantizan riqueza a cambio del precio de un cursito, ni un sistema automático que en base a un backtest prometa ser la solución a vuestros problemas. Desengañaros.


Entonces, lo dejo

Si llegáis a esa conclusión después de lo que he expuesto, acertáis. El trading no es para vosotros. Ni el trading, ni las inversiones, ni cualquier otra actividad profesional o empresarial que tenga posibilidades de cambiar vuestra vida a mejor. 

Si por el contrario, después del bajón inicial, estáis dispuestos a esforzaros, a ir poco a poco, a ser humildes, disciplinados, a ser devotos de vuestra biblioteca financiera particular, no puedo más que animaros y deciros que tomáis el camino correcto. Comenzáis en el trading en la mejor época posible, donde la información gratuita y de calidad que tenéis a vuestro alcance es inabarcable. Donde la formación honesta y asequible que, fuera de la ponzoña de vendehumos y demás fauna, podéis obtener es el mejor apoyo posible en vuestro devenir en los mercados financieros. Respecto a la formación, repasaros estas entradas del blog:




No os dejéis engañar por perfiles de redes sociales de supuestos "cracks". Si auditan cuentas lo hacen con muy pocos meses de recorrido, megapalacandos e invitando al desastre. Jamás deis dinero a un "proyecto de inversión" sin registro en la CNMV con tan solo un perfil de twitter detrás. No seáis primos por favor. 

Toda esta camada de estafadores, si realmente fueran capaces de obtener una consistencia de resultados, solamente optaría por dos opciones. O bien trabajarán en un institucional a tiempo completo, o bien lo harán por su cuenta, sin ganas ni necesidad de vender cursos. No busquéis atajos, que no los hay. No caigáis en la vaguería de buscar a alguien que os brinde el secreto de las ganancias infinitas, no existe nada de eso. Lo único cierto es que lidiar con los mercados financieros requiere una experiencia, una dedicación y unos conocimientos que no son fáciles de conseguir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario