jueves, 30 de agosto de 2018

La teoría del Caos de Bill Williams

Concluimos con esta nueva entrada del blog la serie dedicada al sistema de trading de Bill Williams, que como hemos ido esbozando anteriormente, conjuga la teoría general del Caos con el psicotrading. Una vez analizados los diferentes indicadores técnicos que lo componen (Alligator, Awesome Oscillator, Fractales, Accelerator Oscillator, Market Facilitation Index y Gator Oscillator), llega el momento de sumergirnos de lleno en el concepto de la teoría del Caos aplicada a los mercados financieros. Os anticipo que la entrada tan solo pretende ser una mera introducción en la materia dado el espíritu del blog, pero, a pesar de eso, posiblemente sea la más extensa y compleja hasta la fecha.


El autor

Bill Williams, nacido en 1932 en Estados Unidos, es un conocido trader y reputado autor de libros sobre análisis técnico, la teoría del Caos y el psicotrading, creador a su vez de diferentes indicadores y osciladores técnicos mencionados anteriormente. Con una experiencia de más de cincuenta años como trader y de veintitrés como formador, es sin duda una personalidad muy relevante en estas disciplinas.

Autor entre otros de los best-sellers "Trading Chaos: Applying Expert Techniques to Maximize Your Profits", "Trading Chaos: Maximize Profits with Proven Technical Techniques, y "New Trading Dimensions: How to Profit from Chaos in Stocks, Bonds, and Commodities", asimismo es el fundador del Profitunity Trading Group, desde donde imparte formación especializada. Su web, que recomiendo encarecidamente visitar,  es www.profitunity.com.


Además de su amplia experiencia profesional, su propia formación incluye un doctorado en psicología y un grado en Física, con lo que podréis imaginar que difícilmente podríamos encontrar una persona más cualificada para conjugar el psicotrading y la teoría del Caos aplicándolos los mercados financieros. 

Concepto

Bill Williams parte de la premisa de que el factor prinicipal que va a determinar nuestro rendimiento como inversores es la propia psicología humana. Si somos capaces de descubrir el patrón del comportamiento humano en el teórico Caos de los mercados financieros, estaremos en el camino para ser unos inversores exitosos.

Williams define el mercado como aquel sistema en el que se pueden encontrar puntos de conexión y desconexión entre el valor y el precio de un activo. Toda nuestra educación y nuestro entorno nos ha predispuesto a utilizar, para desenmascarar un supuesto patrón oculto, métodos líneales, matemáticos, tradicionales, como el de la campana de Gauss. La teoría del Caos aplicada a los mercados financieros, según Williams, propugna que el modelo para acercarnos a este entorno debe ser no lineal. Y que es un modelo no lineal?

Williams asimila la naturaleza y los mercados. Las células, las olas o las nubes no son ni rectas ni cuadriculadas, no son líneales en definitiva. Cuando tiramos una piedra a un río, no somos capaces de predecir con precisión una desestabilización del sistema, no podemos predecir el movimiento de una molécula de agua dado que el entorno es siempre cambiante. Dicho entorno es caótico, imposible de pronosticar en teoría, pero a su vez sus múltiples interconexiones moleculares le dan estabilidad (fluye por un caudal).

Una estabilidad que a su vez es muy delicada, cualquier nueva perturbación puede acarrear a su vez fenómenos aleatorios imprevistos. El argumento del autor es que, si la naturaleza y los mercados son entornos en teoría caóticos, como vamos a poder plantear estrategias y sistemas líneales para obtener algún tipo de ventaja operativa?


Los fractales son la clave según Williams. Todo en la naturaleza, incluyendo nuestro propio ser, está basado en estas estructuras, por lo que es lógico pensar que nuestro objetivo debe ser encontrar un patrón fractal que defina como se relacionan e interaccionan los millones de traders que operan en los mercados financieros. En definitiva, el objetivo es aplicar la psicología del trading para encontrar dicho patrón fractal que nos ayude a entender el comportamiento de las mentes de los diversos actores intervinientes en los mercados. 

Principios

Existen, según la teoría del Caos, tres principios fundamentales que determinan indefectiblemente nuestra forma de operar en los mercados:
-La energía siempre fluye por donde encuentra menor resistencia: recordáis la analogía del rió no lineal que mencionamos anteriormente? Según esta teoría el mercado se asemeja a un río, siempre intenta fluir por donde encuentra menos resistencia. Si estamos operando nerviosos o angustiados, seguramente estamos ante una operativa que fluye con mucha resistencia en su contra. En el caso contrario, obviamente la operativa va a desarrollarse con fluidez.
-Existe una estructura oculta que determina la vía de menor resistencia: volviendo al ejemplo del río, tendremos que analizar la estructura subyacente (el lecho del río) para poder averiguar su comportamiento, ineludiblemente reflejado en la superficie. De igual modo, nuestra estructura mental interna va a determinar como reaccionamos ante los acontecimientos y retos que afrontemos.
-Esta estructura oculta puede ser revelada y manipulada: si queremos modificar el curso del río, lo más indicado es hacerlo en su nacimiento, cuando apenas es un hilo de agua, si lo intentamos mas abajo es posible que no podamos dado el ingente caudal que arrastre. Nuestras reacciones pueden ser modificadas con unos pequeños cambios en la estructura mental interna que las rige, es posible por tanto variar dicha estructura para cambiar nuestro enfoque y respuesta a lo que nos acontezca.


Estos principios, aplicados concretamente al trading, nos van a permitir reconocer la estructura mental interna que condiciona nuestra respuesta emocional hacia los mercados financieros, que como ya sabréis es en gran parte responsable de los errores operativos más peligrosos. Una vez reconocida dicha estructura, procederemos a modificarla en nuestro beneficio y a eliminar sesgos que nos conducen al fracaso reiteradamente. Según la teoría del Caos esta estructura puede tener dos variantes:

-Estructura Tipo 1: acción-reacción. Esta estructura originada en el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro se caracteriza por producir conductas negativas como reacción a conductas en principio positivas, con el consiguiente peligro de constituir un ciclo que se repita sin cesar. Refiriéndonos en concreto al trading, podríamos poner como ejemplo una gestión de riesgo que no se cumple por parte del trader con la disciplina necesaria. Se utiliza un tamaño de posición muy reducido para intentar no sufrir grandes pérdidas y se encadenan varias trades exitosas. Como consecuencia de esto se incrementa el tamaño de posición demasiado, la siguiente trade fracasa y conlleva una gran pérdida, por lo que se vuelve al planteamiento inicial en un bucle.

-Estructura Tipo 2: crear. Originada en el hemisferio derecho de nuestro cerebro, esta estructura no trata de resolver problemas, sino de crear resultados. La mayor ventaja/inconveniente del trading es que no existen reglas preconcebidas específicas para cada uno de nosotros, no hay un entorno predefinido, podemos operar cuando, como y cuanto queramos, a diferencia de los condicionamientos de todo tipo que la sociedad y nuestra formación nos han inculcado desde nuestra infancia. El trading no es buscar atajos, recomendaciones, servicios de señales, gurús o iluminados de los mercados, está en nosotros mismos, nosotros creamos nuestro trading.


Williams propugna por tanto que todo trader debe intentar averiguar cual es su estructura mental interna, el modo en que reacciona a los acontecimientos. Una vez conseguido esto, el siguiente paso es modificar para corregir lo que nos hace perder consistentemente. No debemos buscar el enemigo fuera, echar la culpa de nuestros fracasos al mercado, a los brokers... debemos conocer a nuestro propio trader interior.

Para Williams ningún tipo de análisis o estrategia operativa convencional puede proporcionar consistencia de resultados porque parte de una base errónea al aplicar modelos lineales a un ente no lineal como son los mercados financieros, compuestos por la interacción de millones de operadores y que nos exponen a un juego psicológico sin igual. Por lo tanto es necesario un profundo autoconocimiento y una comprensión de la estructura de los mercados financieros. Como podemos entender esta estructura? A través del conocimiento de las dimensiones que la componen.

Dimensiones

El sistema de trading de Bill Williams divide el mercado en cinco dimensiones:
-Fase de energía/fractales o espacio de fases: Indicador Fractal y Alligator y Gator por su estrecha relación con este último.
-Fase de energía/momentum: Indicador Awesome Oscillator.
-Fase de fuerza/aceleración y desaceleración: Accelerator Oscillator.
-Fase de combinación energía/fuerza o zona: si el momentum y la aceleración van en la misma dirección se genera la dimensión zonal, que tiene tres variantes. Verde si el mercado es alcista, roja si es bajista y gris si estamos ante un periodo de consolidación.
-Línea de Balance/atractores extraños: en mi opinión uno de los puntos más interesantes del sistema de Williams es esta quinta dimensión. Una línea de balance es aquella donde se debería situar el precio en el caso de que no hubieran datos nuevos que pudieran influir en el mercado. Para representar la distancia entre el precio y la línea de balance Williams comprobó que el histograma del Awesome Oscillator era sencillamente perfecto. Como recordaréis si habéis leído las anteriores entradas, las líneas de balance son las medias móviles establecidas para el Alligator y el Gator Oscillator.

Operativa

-La primera regla operativa en el sistema de trading de Williams es esperar a que la primera dimensión, los fractales, genere una señal, las que generen el resto de dimensiones deben ser sencillamente ignoradas. 
-Dicha señal del fractal debe darse fuera de la boca del Alligator y una vez que estamos dentro del mercado, podremos ir añadiendo a la posición actual cada vez que el resto de dimensiones genere una señal en la misma dirección. Una de las ventajas de esta operativa es que nos permite casi siempre aprovechar al menos el 80% de la tendencia mediante su metodología para cerrar las posiciones.
-Williams recomienda cerrar todas las posiciones si nos encontramos una señal en la dirección opuesta o si estando en una tendencia en la apertura el precio cruza la línea roja del Alligator (dientes).



-Una posible señal que indica el final de una tendencia es la divergencia entre el Awesome Oscillator y el precio. 
-Asimismo, la línea verde del Alligator (labios) puede ser usada para la colocación de stoploss en fases de volatilidad, que pueden ser recolocados a su vez cuando se produzca una quinta barra en el histograma de la zona roja o verde.
-Si nos encontramos una quinta barra consecutiva en los histogramas del Accelerator Oscillator y del Awesome Oscillator deberemos colocar un stoploss sobre la línea roja.

Conclusiones

Llegados a este punto, seguro que os haréis una idea de la ingente cantidad de conceptos y elementos que pueden derivar de un estudio pormenorizado de la teoría del Caos aplicada a los mercados financieros y que desgraciadamente me es imposible abarcar en una entrada del blog. A lo largo de siete entradas tan solo he podido esbozar conceptos, la teoría del Caos en si misma es una disciplina que si os interesa os puede sumergir en su estudio mucho tiempo. Si visitáis la web del autor comprobaréis que el desarrollo de la disciplina no tiene visos de estancarse ni mucho menos.

El sistema de trading de Bill Williams (sus indicadores) está disponible en la mayoría de las plataformas actuales, y ha supuesto un enfoque diferencial para muchos traders. El autor centra su sistema en la idea de que el análisis técnico o fundamental no son capaces de captar la estructura oculta de los mercados al usar métodos lineales, y por lo tanto debemos priorizar el autoconocimiento como base para definir y modelar nuestra propia estructura mental interna. El propio concepto de las dimensiones supuso en su momento algo tan innovador que, en mi opinión, implicó un salto cuantitativo adelante en términos de estrategias que aún hoy en día se sigue desarrollando.


Este sistema es muy usado en mercados como el Forex, en mi opinión muy noble y con mayor liquidez que todos los demás combinados. Pienso que los indicadores de Williams pueden ser usados perfectamente por separado en otros sistemas, en especial el Market Facilitation Index que introduce el factor volumen de una manera muy gráfica y directa, y personalmente creo que los niveles de Fibonacci son un buen complemento. 

Por último, os dejo aquí las entradas del blog dedicadas a los correspondientes indicadores, donde podréis profundizar en cada uno de ellos si no lo habéis hecho ya, y tener dominada la parte "técnica" del sistema de Williams:

-Tradingpulsar, el Alligator
-Tradingpulsar, el Awesome Oscillator
-Tradingpulsar, el Fractal
-Tradingpulsar, el Accelerator Oscillator
-Tradingpulsar, el Market Facilitation Index
-Tradingpulsar, el Gator Oscillator

Si te interesan los mercados financieros, la inversión y el trading, puedes contactar conmigo, suscribirte al blog para recibir mis entradas  y seguirme en twitterfacebok y google+.

4 comentarios:

  1. Fántastica entrada, la verdad es que no conocía el sistema de trading de Bill Williams y reconozco que al principio parece bastante enrevesado. Creo que ha sido un acierto introducir primero los indicadores y luego la teoría del Caos, aunque sea solo por poder mirarlos antes en nuestro broker.

    He indagado en la web de Williams y como dices la materia no para de desarrollarse, a mi me ha enganchado, me parece fascinante, gracias sobre todo por la claridad con la que explicas los conceptos.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, creo que en este caso es mejor introducir los indicadores antes de la teoría del Cáos, en total son 7 entradas y no se me ocurría un orden mas idóneo.

      A mi tambien me ha fascinado el ecosistema de Williams, en cuanto saque un rato personalmente me gustaría profundizar un poco más, me parece un enfoque refrescante a pesar de los años.

      Saludos

      Eliminar
  2. Muy sofisticado. o empleo el indicador enveloppe, es el que, sobre todo la línea inferior, me indica perfectamente un punto de compra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido al blog readhead,

      Efectivamente, el sistema en si de Williams no es precisamente sencillo, son 6 indicadores más una teoría aplicada. Si bien es cierto que, como he comentado a lo largo de las entradas dedicadas, es posible utilizar algunos indicadores por separado y aprovechar su indudable potencial. Desde luego la materia da para rato...

      Respecto al indicador Envelope precisamente en la próxima entrada del blog tenía pensado analizarlo, espero que te guste.

      Gracias por comentar

      Saludos

      Eliminar