martes, 27 de noviembre de 2018

Los canales de Keltner

Continuamos nuestro recorrido por el análisis técnico trayendo en esta ocasión al blog un indicador que considero os puede ser de utilidad. Se trata de los canales de Keltner, una herramienta identificadora de tendencias que, como curiosidad, apuntar que es necesario explicarla en sus dos versiones, la original de Chester W. Keltner, y la desarrollada por Linda Bradford Raschke en los años 80.


Concepto

Este indicador fue creado originalmente por el aclamado analista y trader de materias primas Chester W. Keltner en 1960, y publicado por primera vez en su libro "How To Make Money in Commodities". La idea subyacente tenía Chester era definir un canal basado en la volatilidad y que a su vez cuantificara los movimientos de precios en relación a los mínimos y máximos en bandas de medias móviles.

El canal de Keltner es un indicador técnico tendencial compuesto, en su formato original, por una línea central y dos líneas ubicadas a la misma distancia de esta por arriba y por abajo. Dicha línea central es una media móvil simple del precio típico, que se calcula como la media del máximo, el mínimo y el precio de cierre. Por otro lado, las líneas exteriores del canal estarán formadas por la media del máximo diario menos el mínimo diario en un período de 10 días (o el período correspondiente).

Como dijimos antes, este indicador posteriormente evolucionó con una nueva versión desarrollada por la legendaria trader Linda Bradford Raschke a mediados de los años 80. La novedad fue que, para determinar el ancho del canal, se introdujo un indicador de volatilidad, el ATR (Average True Range) y la medias móviles pasarón a ser exponenciales.


Cálculo

La fórmula de la versión de Linda Raschke es la siguiente:
-Línea Media: media móvil exponencial de 20 periodos.
-Línea Superior: media móvil exponencial de 20 periodos + (2 x ATR de 10 periodos)
-Línea Inferior: media móvil exponencial de 20 periodos – (2 x ATR de 10 periodos)

Operativa

Seguro que más de alguno os habréis dado cuenta ya de la gran similitud de este indicador con las bandas de Bollinger, ya tratadas en el blog con anterioridad. Estas últimas se diferencian por usar un media móvil simple como línea central y por calcular las bandas como desviación estándar de aquella. Otra diferencia es que los canales de Keltner son un indicador más suavizado y basado también en la volatilidad, resultando en definitiva más estable y con una anchura más constante.

Podemos aprovechar este indicador en nuestro trading de diferentes maneras:
-Como identificador de tendencias: la propia inclinación del canal nos indica el tipo de tendencia ante la que nos encontramos, alcista, bajista o lateral (nos ayudará a identificar fases de consolidación con el mercado oscilando en un rango estrecho).
-Para operar rupturas del canal: este indicador también nos informará cuando se produzca un cambio en la tendencia al detectar, si se producen, rupturas del canal tanto por arriba como por abajo de las bandas. Abriremos posiciones largas cuando el canal sea traspasado por su banda superior, y bajistas cuando lo haga por la inferior, ya que en ambos casos estaremos ante el comienzo de una nueva tendencia.
-Como indicador de sobrecompra y sobreventa: si el precio toca o rompe por encima de la banda superior, este indicador nos indica que estamos en situación de sobrecompra. Y si el precio toca rompe por debajo de la banda inferior, estaríamos ante una situación de sobreventa. Lo ideal para obtener más fiabilidad en este tipo de señales  es que estemos ante una situación de mercado con tendencia definida y poca volatilidad, o casi lateral, con la media móvil central relativamente plana. Podemos acompañar nuestro análisis con un indicador como el estocástico para obtener confirmación adicional.


Tened en cuenta que, en la mayoría de las ocasiones, el precio se mantendrá entre las bandas que forman el canal, por lo tanto habrá que estar muy atentos a los movimientos fuera de estas. Un movimiento por encima de la banda superior indica fortaleza, por debajo de la inferior lleva implícita debilidad. Como hemos comentado, mientras el precio se mueve entre las bandas podemos sacar provecho complementando nuestra operativa con osciladores como el Estocástico, vendemos cuando se situé en la banda superior y el indicador marque sobrecompra, y compramos cuando se sitúe en la banda inferior y el indicador marque sobreventa. 

En cuanto al timeframe sobre el que utilizar este indicador, el consenso general recomienda hacerlo sobre temporalidades superiores a 1 hora. Mi recomendación es utilizar temporalidades mínimas de 4 horas, pero ya sabéis, cada uno que pruebe en su timeframe particular según su tipo de operativa.


Conclusión

Este indicador la verdad es que no es muy conocido, al contrario que las bandas de Bollinger y el ATR, por lo que a mi modesto entender su fiabilidad y utilidad son muy destacables. Creo que es necesario acompañarlo de algún tipo de oscilador (RSI, Estocástico), para cerrar las posiciones, para abrirlas sin embargo creo que ofrece por si mismo señales muy sólidas. 

El hecho de utilizar una media móvil exponencial, en lugar de una simple como hacen las bandas de Bollinger, otorga a este indicador la capacidad de generar unas zonas de valor, o espacio entre las bandas, bastante estables y provechosas. Y el hecho de usar, en su segunda versión, el indicador ATR para su cálculo, puede proporcionarnos un número reducido de señales falsas independientemente del activo o de la temporalidad que operemos.


Os dejo aquí las entradas del blog sobre las bandas de Bollinger y el ATR



Si te interesan los mercados financieros, la inversión y el trading, puedes contactar conmigo, suscribirte al blog para recibir mis entradas  y seguirme en twitter, facebook y google+.

No hay comentarios:

Publicar un comentario