martes, 23 de abril de 2019

Trading Armónico I

Proseguimos la andadura del blog con una pequeña serie de dos entradas sobre el trading armónico. En mi opinión dicha serie se podría incluir dentro de la dedicada a la acción del precio. de la que llevamos ya seis entradas, dado que esta disciplina se basa estrictamente en la búsqueda de patrones del precio con unos requisitos muy concretos. En esta primera entrega, nos dedicaremos a desgranar la esencia del concepto mismo de trading armónico y empezaremos a analizar algunos de sus patrones más importantes.

Concepto

El trading armónico, o harmonic trading, es una metodología de trading consistente en la búsqueda de patrones específicos en los gráficos con el fin de localizar niveles de entrada con alta probabilidad. Dichos patrones deben respetar unas determinadas proporciones (Fibonacci), y nos van ayudar a localizar posibles puntos de giro en el movimiento de los precios, también llamados Zonas de Giro Potencial (PRZ). El trading armónico parte de la base de que los ciclos en el precio se repiten una y otra vez, y por consiguiente, los patrones pueden proporcionar eficientes señales operativas, sobre todo si las combinamos con otros factores de confluencia. Evidentemente, uno de los pilares de esta disciplina es la psicología de masas, la profecía que se cumple a si misma. 

La teoría inicial del trading armónico surgió en el año 1932 de la mano de H.M Gartley, en su libro "Profits in the stock market". En su obra, Gartley definió un patrón de cinco puntos al que bautizó con su propio apellido. Dicho patrón fue posteriormente perfeccionado por Larry Pesavento en su libro "Fibonacci ratios with pattern recognition", publicado originalmente en 1997. Pesavento añadió reglas operativas concretas para este patrón y lo más importante, los ratios de Fibonacci.

Otro autor unánimemente reconocido en la disciplina es Scott Carney. Aparte de seguir perfeccionando el patrón Garley, Carney definió nuevos patrones armónicos tales como el Murciélago (Bat), Tiburón (Shark), Cangrejo (Scrab) y el 5-0, que detallaremos más adelante. Este autor llevó la teoría del trading armónico a un nivel superior, definiendo multitud de aspectos relacionados con la operativa práctica.

El patrón ABC, ya visto en una entrada anterior y denominado en puridad ABCD (4 puntos), es quizás el patrón armónico más clásico, y se puede integrar como AB=CD en otros patrones. 

Elementos

Los patrones armónicos se componen de estructuras geométricas con retrocesos y proyecciones basados en los ratios de Fibonacci. Dichos ratios constituyen el primer elemento de los patrones armónicos.

Os dejó aquí los enlaces de las entradas dedicadas del blog sobre dichos ratios, para que los tengáis presentes en el momento de analizar los diferentes patrones:



A la hora de conformar dichos patrones armónicos, nos encontramos tres tipos de ratios. Los primarios, que son derivados directos de la secuencia de Fibonacci, los primarios derivados, y los primarios complementarios:
-Ratios primarios
0.618 (Proporción primaria), 1.618 (Proyección primaria)
-Ratios primarios derivados
0.786, 0.886, 1.130, 1.270 
Ratios primarios complementarios
0.382, 0.500, 0.707, 1.410, 2.000, 2.240, 2.618, 3.141, 3.618 

El segundo elemento serían las propios tramos de las figuras, impulsivos y correctivos, también llamados legs, extensiones o retrocesos. Son 5, y se denominan sencillamente X, A, B, C y D. De su interrelación, proporciones y situación relativa derivan todos los patrones armónicos.

Patrones armónicos I

En esta entrada vamos a presentar la primera tanda de patrones armónicos, en la siguiente abordaremos la segunda y un apartado de recomendaciones operativas. Recordad que, como todo en el trading, nada es siempre exactamente como en la teoría. Las proporciones y extensiones de los diferentes patrones son las ideales, pero la realidad es que muchas veces encontraremos patrones "forzando" un poco. Esa aparente subjetividad es uno de los argumentos de los detractores de esta disciplina, pero más adelante veremos como hay maneras de reducirla significativamente.

Existen seis patrones principales, que son los que vamos a analizar en el blog, los demás (Sea Horse, Three, Cypher...) son derivaciones con pequeñas diferencias.

-Patrón Gartley

Es el patrón armónico por excelencia y en puridad el resto de patrones derivan de él. Aparte de por el apellido de su descubridor, también se le conoce por "222", en referencia a la página del libro de Gartley en la que aparece. "Profits in the stock market". Este patrón es el origen de todos los demás,  de ahí la importancia de comprenderlo perfectamente. Existen lógicamente dos variantes de este patrón la alcista y la bajista. Su representación sería la siguiente:


Como podéis ver, se parte de un mínimo o máximo X, y se compra o se vende en D. El primer tramo XA no tiene requisitos específicos, pero el retroceso AB debería ser el 61.8% del tramo XA. El retroceso BC puede ser un 38.2% o un 88.6% del tramo AB. En el primer caso, el tramo CD debería ser un 127.2% del tramo BC. En el segundo caso, el tramo CD debería ser un 161.8% del tramo BC. El retroceso CD debe ser un 78.6% del movimiento XA.

-Patrón Bat (Murciélago)

Descubierto por Carney en el año 2001, este patrón hace gala de una efectividad muy alta en relación al resto de patrones armónicos. Su nombre viene de su similitud con la figura del mamífero alado, y presenta una simetría más acusada que el anterior patrón. Al igual que el Gartley, se trata de un patrón armónico interno (el tramo CD se encuentra dentro del tramo inicial XA). Se compone también de 5 puntos y la representación de sus dos variantes es la siguiente: 


El movimiento AB debe ser el retroceso de un 38.2% un 50% del tramo XA. Si el retroceso del tramo BC es un 38,2% del movimiento AB, entonces el tramo CD debe ser una extensión del 161.8% del tramo BC. Si dicho retroceso es del 88.6%, la extensión del tramo CD debería ser del 261.8% del tramo BC. Por último, el tramo CD debe ser un retroceso del 88.6% del tramo XA.

Patrón Crab (Cangrejo)

También desarrollado por Carney en al año 2001, este patrón es conocido por su gran eficacia y porque el movimiento final excede en gran medida al punto X.


En el tramo AB se da un retroceso igual al 38.2% o 61.8% del tramo XA. En el tramo BC se produce otro movimiento igual al 38.2% o 88.6% del tramo A-B. C-D: El tramo CD consiste en un movimiento del 161.8% del tramo XA. Este último tramo es el más importante del patrón, si coincide exactamente con la extensión de Fibonacci anterior, la fiabilidad aumenta, al igual que si supone una extensión del 224% o 361.8% del tramo BC.

En la próxima entrada seguiré detallando patrones armónicos y explicando los pros y los contras de su operativa.

Si te interesan los mercados financieros, la inversión y el trading, puedes contactar conmigo, suscribirte al blog para recibir mis entradas  y seguirme en twitter y facebook.


2 comentarios:

  1. Como bien comentas, el trading armónico parece un price action 2.0.

    Yo la verdad es que no lo uso debido a su aparente complejidad, pero por lo que estás explicando se trata de estudiar bien los patrones. Creo recordar que varias plataformas de trading tienen herramientas para detectar estos patrones, la verdad es que pinta así bastante prometedor.

    Gracias por tu esfuerzo en acercar a nuestro lenguaje estas disciplinas tan complicadas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué Mario. Lo mejor de todo es que yo con cada nueva entrada aprendo, es lo que lleva a seguir con motivación, aparte de vuestros agradecidos comentarios.

      Un saludo

      Eliminar