domingo, 25 de agosto de 2019

Las redes sociales y el trading

Tras el merecido paréntesis estival retomamos la andadura en el blog con una nueva entrada que, no me cabe duda, puede aportar mucha claridad y buenos consejos a los que empiezan. Voy a hablar de las redes sociales, pero no tan solo en su vertiente para inversores y traders, sino de un modo más extenso y genérico. En mi opinión, bien utilizadas y aprovechadas son un fantástico recurso para el trading, pero en caso contrario...



Mis redes sociales

Para que os vayáis haciendo una idea de mi perspectiva sobre las redes sociales, solamente las uso para promocionar y posicionar el blog. No tengo cuentas personales, mis perfiles de Twitter y Facebook gestionan la imagen y el contenido del blog. 

Tuve también cuenta de google+ hasta su desaparición, y reconozco no supe sacar mucho provecho de ella. Y también probé instagran, luego os contaré como me fue. No incluyo las aplicaciones de mensajería ni otras redes sociales que no he tenido la oportunidad de usar de manera relevante (Snapchat, Linkedin, Whatsapp, Pinterest...).

¿Cómo me ha ido con las redes sociales? El balance es positivo, me han aportado varias cosas:
-Ponerme en contacto con personas de calidad, la mayoría aparecen o han sido citadas en el blog de una manera u otra. El resto tan solo con seguirme un poco están a vuestro alcance.
-Dar a conocer el blog a miles de personas y posicionarlo en internet en la medida de mis posibilidades.
-Lo más importante, me han permitido acceder a una gran cantidad de conocimiento de manera gratuita, o casi, y en muchos ámbitos, no tan solo en lo referente a los mercados financieros.
-Me han torcido un poco el colmillo, en el sentido de aprender a detectar a vendehumos, tuercebotas, cabreados con el mundo y demás fauna a la legua. 


Mi opinión

Pues voy en orden descendente, es decir, de mejor a peor red social según mi experiencia personal:
-Twitter: sin duda mi favorita y a la que he encontrado más utilidad. Digamos que no tiene quizás el impacto de facebook pero lo contrarresta con, en mi opinión, su mayor facilidad para filtrar contenido y personajes indeseables y acceder a mucho contenido con agilidad. 
En lo que concierne a Tradingpulsar, sin duda es la red social donde más activo estoy , más información obtengo y comparto, y donde he encontrado a más personas y webs de calidad. Me resulta muy cómoda y fácil de usar, puedo delimitar muy bien contenido y personas a las que seguir, a la vez que es un medio de información general bastante eficaz. 
-Facebook: pues si os digo la verdad la tengo porque la tengo que tener. No me gusta ni su interface de usuario, ni la publicidad fraudulenta, ni el contenido que aporta, ni los grupos... Mi interés en esta red social es por su repercusión, da acceso a millones de usuarios y permite que el blog se de a conocer en todo el mundo. 
A mi es que ver lo que come la gente, sus pies en la playa, sus viajes y sus frases de automotivación me despierta un interés nulo. 
-Instagran: tuve una cuenta en esta red social que ni siquiera intenté promocionar ya que enseguida me percaté de que no era ni para mí, ni para el blog. En opinión Instagram es un escaparate de acomplejados, hedonistas, vanidosos, señoritas exhibicionistas con un futuro poco halagüeño, fantasmas buscaruinas... por algo es la red favorita de los vendehumos y todo tipo de estafadores. 
Es que no merece ni hablar más de ella.


Lo bueno de las redes sociales

Lo he esbozado anteriormente, las redes sociales nos permiten un acceso instantaneo y muchas veces gratuito a conocimiento del que hace años era muy complicado disponer. Yo vengo de una época sin internet, y se apreciar el acceso a la información, la ventaja que nos otorga al permitir formarnos un criterio y un acerbo de conocimientos propio. 

Por supuesto también son útiles para mantenernos en contacto con nuestro círculo de personas de interés. Gracias a las redes sociales es posible compartir momentos, experiencias y fotos con una inmediatez y facilidad tremendas, lo que sin duda es positivo para nuestras relaciones personales. 

En cuanto al aspecto profesional, en mi caso han permitido crecer a Tradingpulsar de un modo que no hubiera sido posible de otra manera. Han propiciado poder posicionar en internet el blog en la medida de mis posibilidades, y una cosa lleva a la otra, han facilitado que contacte con personas de calidad, que aportan. Y constituyen asimismo un magnífico recurso para que las empresas en general obtengan un feedback inmediato con sus clientes, y por supuesto, publiciten sus productos. 

Las redes sociales, en mi caso particular, son una magnífica plataforma de denuncia para avisar a los incautos sobre los vendehumos, sus tácticas y sus chiringuitos. Me consta, por las amenazas, alusiones furibundas e insultos recibidos por parte de esta camada de impresentables y sus abducidos seguidores, que estamos en el camino. 


Lo malo de las redes sociales

La dopamina generada al recibir likes o interacciones relativos a nuestro contenido genera una adicción silenciosa, pero con efectos muy reales. Es una adicción reconocida como enfermedad mental, no lo digo yo. Y en este caso, las redes sociales son una cortina de humo cuyo uso intenta ocultar un problema serio. 

Repito que vengo de una época sin internet y ver hoy en día jóvenes (y no tan jóvenes) caminando por la calle como zombies, pegados al móvil, sumergidos en una ilusión fuera de la vida real, es estremecedor. 

Ver como insensatos arriesgan su vida por subir un selfie en una red social, como padres exhiben alegremente a sus hijos menores de edad ante millones de personas desconocidas sin el menor tapujo, es sonrojante.

Darte cuenta de que hay personas con crisis de ansiedad debido a no poder subir las fotos de su último viaje por alguna razón técnica, conocer chicas jóvenes reclamando derechos mientras su pasatiempo favorito es hacerse fotos en un espejo mirando al móvil mientras enseñan sus supuestos encantos, es triste.  

Y ver como las redes sociales son el caldo de cultivo ideal para los vendehumos y todo tipo de estafadores, que, amparados por la falta de regulación, de control por parte las propias redes (perderían negocio eh?) y por la ignorancia, avaricia y desesperación de incautos, pululan casi a sus anchas, es vergonzoso. 


Conclusión

Sinceramente creo que las redes sociales no son el problema, tan solo son un amplificador de cada persona, de sus miserias, de sus bondades y de su educación e integridad. Como herramienta profesional tienen sin duda una gran utilidad en muchos ámbitos. En el plano personal por supuesto que es positivo que personas distantes puedan mantener un contacto lo más "cercano" posible. 

Hay mucha mala baba, mucho odio, mucho resentimiento volcado en las redes sociales, Personas cabreadas con el mundo que solo buscan discutir, denigrar e imponer sus ideas desde un móvil apalancados en su sofá. Tenéis que alejaros de todo esto, no merece la pena perder vuestro tiempo.

En cuanto al trading, tanto en el blog como en mis redes sociales creo que tenéis a vuestra disposición directa o indirectamente contenido de calidad que os puede ayudar mucho en vuestro camino como inversores. Hay un acerbo de conocimientos puestos a nuestra disposición por parte de personas mucho más capaces e inteligentes que la mayoría de nosotros. Aprovechadlo.

Las redes sociales no son la vida real. Un viaje con nuestra pareja, una comida familiar, una agradable velada con amigos, los primeros pasos de nuestros hijos... son cosas que nos pertenecen y que permanecerán sin necesidad de que millones de desconocidos los observen. Solo importa vuestro círculo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario